Comparte este artículo:

El vitiligo es una condición de la piel en la cual se pierde el pigmento o coloración en ciertas áreas de la piel. Por obvias razones, causa preocupaciones cosméticas en quienes la padecen. Pero hay esperanza para el tratamiento del vitiligo a través del trasplante de células de la piel. No dejes de leer si te interesa conocer los nuevos hallazgos que pueden cambiar la vida de muchas personas que sufren de esta condición en la piel.

Silvia no está segura de cuál es la razón por la que a sus 30 años, su piel empezó a perder el color. A veces quisiera que se hubiera descolorado en su totalidad y no en forma de parches en la cara y los brazos. Hoy en día, usa mucho maquillaje para disimular el vitiligo, pues trabaja en una compañía de ventas y se siente acomplejada al tener que hablar con otra gente. Como Silvia,  una de cada 200 personas en los Estados Unidos sufre de vitiligo, una enfermedad de la piel que se presenta cuando los melanocitos, las células encargadas de dar el color a la piel, se atrofian.

Para ocultar los parches blancos, muchas personas recurren al maquillaje y evitan la exposición al sol. En los casos en los que dichos parches son pocos y pequeños, pueden disimularse con esas técnicas. Pero en otros casos, el vitiligo puede ser muy notorio, en especial cuando se trata de personas de la raza negra, a quienes esta enfermedad auto inmune afecta con frecuencia.

Dependiendo de la severidad del vitiligo y la historia particular de cada paciente, el vitiligo puede tratarse, ya sea restaurando el pigmento o destruyendo el color restante (cuando los parches blancos son mayores que el color natural de la piel). De cualquier manera, y aunque haya cremas tópicas  (locales) y otras técnicas que pueden ayudar en el tratamiento del vitiligo, hasta ahora esta condición sigue siendo un reto para la ciencia.

Sin embargo, el trasplante de células de piel podría ser la respuesta.  Unos investigadores del Hospital Henry Ford en Detroit, en Estados Unidos, encontraron que el trasplante de las células de la piel puede restaurar el pigmento en algunos pacientes con vitiligo. Para el estudio, los investigadores tomaron una muestra de la piel del tamaño de una estampilla del muslo de 23 pacientes entre los 18 y los 60 años de edad que incluía hispanos, negros, blancos y asiáticos. Luego de tomar la muestra de la piel, aislaron los melanocitos y los keratinocitos (otro tipo de célula presente en la piel) en una solución líquida. Después, usando un aparato especializado, los investigadores quitaron los parches blancos de la piel y los rociaron con el líquido que contenía las células de la piel permitiendo que se esparciera en todo el parche blanco. Luego de una semana, notaron que los melanocitos empezaron a crecer. En el transcurso de seis meses, los parches blancos retomaron su color original al menos en un 45%.

Este experimento dio mejores resultados en las personas cuyo vitiligo es focal o por segmentos (recobraron un 68% de su color natural), es decir, que afecta sólo una porción o lado de la cara o el cuerpo. En los pacientes con vitiligo simétrico, es decir que afecta los dos lados del cuerpo o la cara, no funcionó tan bien, puesto que según los médicos, el sistema inmunológico es más activo y destruye a las células que pigmentan, o los melanocitos de manera continua.

Aunque este estudio fue pequeño, da grandes esperanzas para el tratamiento del vitiligo, que afecta profundamente la autoestima y la socialización de las personas que la padecen.

Se espera que este estudio abra la puerta para más investigaciones al respecto. Y por supuesto, te mantendremos bien al tanto.

Imágen © iStockphoto.com / Axel Bueckert

Comentarios