Comparte este artículo:

Reconozcámoslo – a los bebés les gusta llevarse a la boca cosas sucias y llenas de gérmenes. Esto significa que debes mantener tu hogar lo más limpio que puedas, para así disminuir la cantidad de gérmenes que se encuentran en las superficies y que pueden enfermar a tu bebé. Si esto te deja con la cabeza dando vueltas pensando en como estar a salvo y en cómo encontrarás el tiempo para limpiar, no temas. Aquí tienes cuatro consejos simples que te ayudarán a mantener más saludable el hogar con un bebé en casa.

  1. Asegúrate de limpiar y desinfectar todo lo que está al alcance de tu bebé. A pesar de que el control remoto con el que el bebé comienza a jugar parezca estar perfectamente limpio, lo más probable es que esté lleno de gérmenes – gérmenes que podrían causar enfermedades. Y mientras tú puedes estar limpiando las superficies muy bien con un jabón común, ¡Esos gérmenes aún pueden estar allí! La buena noticia es que al usar los productos adecuados para limpiar y desinfectar puedes eliminar el 99.9% de las bacterias y los virus potencialmente dañinos de las superficies.
  2. No dejes las cosas para después, limpia sobre la marcha. Con un bebé nuevo, el tiempo es oro. Si limpias y desinfectas en lugares específicos puedes aprovechar al máximo cada minuto de tu día. Procura tener toallitas desinfectantes a la mano para que puedas limpiar y desinfectar rápidamente aquellas zonas llenas de gérmenes como la mesa para cambiar pañales y el recipiente para los pañales.
  3. Desinfecta diariamente. Procura usar productos simples al diario, como los sprays multi-uso. Son lo suficientemente efectivo como para eliminar el 99.9% de las bacterias comunes del hogar y, a la vez son tan inofensivos como el agua. Los puedes usar alrededor de bebés, mascotas y alimentos. No dejan rastro de químicos ni olores desagradables, por lo que puedes aplicarlos sin necesidad de enjuagar.
  4. Lávate las manos con frecuencia. El mundo exterior está lleno de gérmenes. Para evitar contagiar esos gérmenes a tu preciado bebé, asegúrate de lavar tus manos antes de levantarlo en brazos y pídele a los demás que hagan lo mismo. Según los expertos, la mejor manera de deshacerse de los gérmenes es: frotar tus manos vigorosamente con agua tibia y jabón al menos durante 20 segundos.

 

Imágen © iStockphoto.com / Marilyn Nieves

Comentarios