¿Cómo puedes medir tus niveles de glucosa en la sangre?

La clave para mantener tu diabetes bajo control, está en medir tus niveles de glucosa en la sangre frecuentemente. Eso te permitirá saber si tu azúcar se está elevando o no, y por ende te ayudará a tomar decisiones sobre tu tratamiento. En Vida y Salud te contestamos ésta y otras preguntas comunes sobre este procedimiento.

Cuando tienes diabetes, los niveles de glucosa (azúcar) en tu sangre tienden a elevarse y pueden provocarte serias complicaciones de salud. Pero hoy en día existen muchos métodos que te ayudan a vigilar que tus niveles de glucosa estén bajo control.

¿Cuáles son los métodos para medir los niveles de glucosa en la sangre?

Normalmente tu médico te debe ordenar la prueba A1C, un examen de sangre que se hace en el laboratorio que permite saber el promedio del nivel de glucosa en tu sangre durante los últimos dos a tres meses.

Pero, también es importante saber cómo se comporta tu glucosa a diario y cómo reacciona al tratamiento que llevas: la dieta, el ejercicio, la insulina o algún otro medicamento. Así puedes ir ajustando tu tratamiento día a día, y además puedes saber cuándo tu glucosa está subiendo a niveles que ponen en riesgo tu salud. Y para eso afortunadamente existen medidores de glucosa caseros, que puedes comprar para tu uso personal y utilizar todas las veces que necesites.

¿Cómo funcionan los medidores caseros?

Aunque los hay de diferentes estilos, básicamente se trata de unos aparatos pequeños, fáciles de usar y disponibles en muchas farmacias. Primero, debes pincharte un dedo con una aguja especial para obtener una gota de sangre. Colocarás esa gota sobre una tira especial que contiene enzimas que hacen que la sangre reaccione para determinar el nivel de glucosa (azúcar) que tiene. Por último, insertarás (meterás)  la tira en el medidor para que la analice y te dé una lectura (un número).

Los más comunes son los medidores que utilizan la muestra de sangre que tomas de tu dedo, aunque también los hay que de los que toman muestras de otras partes como tu brazo o el muslo. Y además, los nuevos aparatos dan el reporte del nivel de glucosa no de la sangre entera (“equivalente a sangre entera”) si no como si fuera del plasma (“equivalente a plasma”), que es la parte líquida de la sangre y que generalmente da una lectura diferente. El equivalente del plasma es un 10 a un 15% más elevado al equivalente de la sangre entera. Revisa lo que dice tu aparato para que tu médico conozca cuál estás usando.

¿Cada cuánto debes medir los niveles de glucosa en la sangre?

Los niveles de glucosa en la sangre pueden cambiar a un ritmo acelerado varias veces al día, especialmente cuando comes. Por eso es tan importante que los midas frecuentemente, dependiendo del tipo de diabetes que tengas. Además, no te afecta, es sólo una pequeña gota de sangre que no te quita mucho pero sí te aporta información valiosa.

Generalmente debes medirte diariamente, antes de cada comida y antes de irte a dormir, o con la frecuencia con la que te indique tu médico. Si estás embarazada es especialmente importante que te la midas con frecuencia para estar segura que tu azúcar no ponga en riesgo tu embarazo y la salud de tu bebé. En ese caso, tu médico podría indicarte que te la midas también una hora después de cada comida.

¿Para qué te sirve la medida?

¡Para mucho! Por ejemplo, si estás usando insulina, la medición de los niveles de glucosa en la sangre te permite ajustar con mayor precisión las dosis de insulina que necesitas en cada aplicación. También te permite saber si la dieta que llevas y el ejercicio que estás haciendo realmente te están sirviendo para controlar la glucosa, o si necesitas cambios más radicales.

¿Puedes medir la glucosa en otros momentos?

¡Claro que sí! El medir tu sangre después de comer o a la mitad de la noche, te puede ayudar a saber cómo está variando el azúcar en tu sangre y si se está bajando mucho mientras duermes. Además, el medir tu azúcar antes de hacer ejercicio o de conducir, te permite saber si debes comer algo antes de iniciar estas actividades  y así evitar un episodio de hipoglicemia (cuando los niveles de azúcar se bajan por debajo de los niveles normales, puedes tener síntomas que pueden llegar a ser desde incómodos a peligrosos).

¿Cómo puedes saber si la medida está bien?

Eso depende del nivel de glucosa que tu médico te haya indicado como el ideal para ti. Sin embargo, a continuación te contamos cuáles son los niveles normales de glucosa en la sangre, para que tengas alguna referencia…

En sangre entera:

  • Antes de comer: menor a 100 mg/dl (5.5 mmoL/L). Rango en diabético 80-120.
  • 1 hora después de comer: menor a 140 mg/dl (7.8 mmoL/L). En diabético menos de 170.

Y si estás embarazada, los niveles de glucosa en tu sangre deben ser:

  • Antes de comer: menor a 95 mg/dl (5.3 mmoL/L). Rango 60 a <100.
  • 1 hora después de comer: menor a 140 mg/dl (7.8 mmoL/L). Rango menos de 130-140.
  • 2 horas después de comer: menor a 120 mg/dl (6.7 mmoL/L).

Si no has comprado aún un medidor de glucosa, no esperes más, pues es una herramienta vital para controlar tu diabetes. Pídele a tu médico que te recomiende uno y ten en cuenta que si usas uno equivalente a sangre entera o a plasma, ya que los datos son diferentes. No te confundas.

 

Imagen © Thinkstock / Christopher Pattberg

Comentarios
El contenido del sitio VidaySalud.com es sólo para fines informativos y educativos. VidaySalud.com no es un sustituto de consejos médicos profesionales, de diagnósticos o de tratamientos. Siempre consulta a tu médico con cualquier pregunta que puedas tener sobre una condición médica. Nunca desatiendas los consejos de tu médico profesional ni retrases el tratamiento que te recomienda debido a algo que hayas leído en VidaySalud.com.
Si piensas que puedes tener una emergencia médica, llama inmediatamente a tu médico o al 911 (o tu número local para emergencias médicas). Para más detalles, haz clic aquí »

© 2018 Hispanic Information and Telecommunications Network, Inc (HITN), Todos los derechos reservados.