Comparte este artículo:

Por Betty Goldberg, Psicóloga Clínica

Aunque no lo estés pensando te comunicas todos los días. Pero… ¿has prestado atención a cómo lo haces? ¿Quisieras hacerlo mejor? La comunicación tiene que ver con lo que dices y con cómo escuchas. ¡Hasta con los movimientos de tu cuerpo y los gestos que haces! Si quieres ser más efectivo en la forma en que te comunicas inclusive con tus hijos adolescentes, sigue leyendo…

LA CONDUCTA ASERTIVA:

  • Permite a la persona actuar para su interés.
  • Poder afirmar o declarar lo que uno piensa sin que le cause ansiedad.
  • Expresión de emociones cómodamente en forma honesta.
  • Imponer derechos humanos sin negar los derechos de los demás.

 

 

 

 

COMPONENTES DE LA CONDUCTA ASERTIVA:

  • Mantener buen contacto visual. Si se observa a la persona cuando se habla, ayuda a mejorar la comunicación y aumenta la posibilidad de que el mensaje sea directo.
  • Postura corporal. Una postura activa, erecta, observando a la persona directamente, acompaña en forma correcta el mensaje que se quiere comunicar.
  • Distancia- Contacto Físico. La distancia o cercanía física tienen un efecto considerable en la comunicación.
  • Expresión facial y gesto. La asertividad efectiva requiere de una expresión que vaya de acuerdo con el mensaje.
  • Mantener la voz ( tono, volumen e inflexión adecuados). La forma en la que usamos la voz es un elemento vital en la comunicación. Es importante considerar 3 dimensiones de la voz. El tono, el volumen y la inflexión son elementos que nos ayudan a controlar la voz.
  • Encontrar el momento adecuado para decir lo que uno desea (“timing”). La espontaneidad es un elemento importante en la expresión. Sin embargo: a veces es importante escoger el momento adecuado para expresar una emoción o sentimiento de mucho valor y tratar de que se haga en forma constructiva.
  • Escuchar adecuadamente. Escuchar asertivamente involucra un compromiso activo con la otra persona. Requiere tu atención absoluta y demuestra el respeto absoluto a la persona que habla.
  • Expresar con un contenido claro. Esto implica una comunicación interpersonal fundamentalmente honesta y espontánea. Se sugiere la expresión de los sentimientos y aceptar responsabilidad sobre ellos.

Las preguntas limitan y restringen. El que pregunta dirige la discusión; no permite que el propietario del problema asuma la responsabilidad de la solución del problema.

4 FORMAS DIFERENTES DE ESCUCHAR:

  • Forma pasiva de escuchar (silencio). El no decir nada comunica aceptación.
  • Respuestas de reconocimiento que dan resultado. Hacer una señal de asentamiento con la cabeza, inclinarse hacia delante, sonreír y otros movimientos corporales empleados adecuadamente permiten que el adolescente sepa que se le está escuchando.
  • Los abrepuertas. En ocasiones los muchachos necesitan un estímulo adicional para hablar más, para profundizar y hasta para empezar. Estos mensajes son preguntas y afirmaciones de final abierto.
  • La forma activa de escuchar. Requiere de una mucho mayor interacción en donde el padre o madre no sólo han escuchado sino que además han comprendido con exactitud.

PARA ESCUCHAR ACTIVAMENTE CON EFICACIA NECESITAMOS:

  • Los padres deben tener un sentido profundo de confianza en la capacidad de los hijos para resolver sus propios problemas.
  • Los padres requieren de una aceptación auténtica de los sentimientos expresados por sus hijos.
  • Los padres deben entender que los sentimientos pueden ser bastante transitorios y se desvanecen al ser liberados.

Nunca es tarde para aprender a comunicarse mejor.

 

La Psicóloga Betty Goldberg, M.A. es terapeuta en práctica privada, en la Ciudad de México, con Maestría en Psicología Clínica, de Towson State University. Tiene una especialidad en Terapia Cognitivo Conductual. Directora de Terapia Emocional y fundadora del Centro Psicoeducativa Integral. Cofundadora del Enneagram Institute, en la Ciudad de México. Es vocera de Nesquick en el programa de Nutrición Emocional.

Comentarios