Comparte este artículo:

“Quiero quedar embarazada”, me contó Edna con ilusión. “¿Y qué estás haciendo?” le pregunté, a lo que ella me contestó entre risas y sonrojo “pues ya sabes…¿Qué más vamos a hacer? ¿Esperar a la cigüeña?”. Las dos nos reímos pero yo insistí, “no, no quise decir eso. Me refiero a si estás preparada para quedar embarazada”. Edna no sabía qué contestar, ¿prepararse para quedar embarazada? Nunca lo había pensado.

El embarazo es una experiencia única en la vida de las mujeres. Por eso para quedar embarazada, no sólo es necesario que te lo propongas mentalmente o que tengas relaciones sexuales sin protección. Es importante que también prepares tu cuerpo. En Vida y Salud te damos algunos consejos.

Cambia tus hábitos de vida

Durante el embarazo necesitas estar fuerte y saludable, para resistir los grandes cambios que tu cuerpo tendrá y para que tu bebé crezca saludable.

Visita a tu médico

Él o ella no sólo te ayuda a curar enfermedades, sino a mantenerte saludable durante todas las etapas de tu vida. Si quieres quedar embarazada, te puede asesorar.

  • Si tienes más de 35 años o alguien en la pareja tiene problemas de fertilidad, consúltale sobre planes o tratamientos necesarios.
  • Si estás tomando medicinas, vitaminas, suplementos de hierbas, aunque se vendan sin receta, asegúrate que puedes continuar tomándolos mientras intentas embarazarte y/o durante el embarazo.
  • Si no has tenido rubéola, varicela o Hepatitis B, o nunca te han aplicado las vacunas respectivas para evitarlas, pídele que revise si tienes los anticuerpos o si necesitas un refuerzo.
  • Si padeces enfermedades como diabetes, hipertensión, hipotiroidismo o asma, consúltale sobre la mejor forma de controlarla para que no afecte tus posibilidades de quedar embarazada o el embarazo mismo y acerca de la mejor medicina para su control.
  • Ve al dentista y ponte al día con tu salud oral antes de quedar embarazada.

Conoce tu cuerpo

Para algunas mujeres, el quedar embarazadas es muy fácil. Tan pronto interrumpen los anticonceptivos, quedan embarazadas en el primer intento. Si para ti no es tan sencillo, el conocer tu ciclo menstrual te ayudará a aprovechar los momentos de mayor fertilidad:

  • Identifica cuándo ovulas. Si tus periodos son regulares y tu ciclo es de 28 días, muy seguramente empezarás a ovular alrededor de 14 días después del primer día del último periodo.
  • Identifica las secreciones vaginales. Antes de la ovulación, tu flujo vaginal aumenta, es casi transparente y más líquido que espeso.
  • Tus senos se agrandan y se ponen sensibles al movimiento y al tacto.

¿Ya te empezaste a preparar físicamente? Ahora hay que ponerle buena energía y mucha ilusión para quedar embarazada. ¡Buena suerte!

 

Imagen © iStock / Yuri Arcurs

Comentarios