Skip to main content

La falta de dinero puede hacer que dejes de hacer ejercicio con el pretexto de que no puedes pagar una membresía en un gimnasio. ¡Despídete de esa excusa! En Vida y Salud te demostramos que con tener un video de ejercicios o con hacer una simple caminata, el hacer ejercicio es posible sin que tengas que gastar mucho dinero.

Si cada vez que vas a empezar una rutina de ejercicios piensas en que no tienes dinero para pagar un gimnasio, te aconsejo que pienses de nuevo. ¡Es hora de poner a prueba tu creatividad! Existen muchas maneras de hacer ejercicio seriamente sin que tengas que afectar tu billetera:

  • Sal a caminar. No lo tienes que hacer en un parque, puedes hacerlo durante tu hora de almuerzo, en tu barrio o incluso en un centro comercial (un mall).
  • Toma las escaleras en lugar del elevador o simplemente haz que tu ejercicio diario sea subir escaleras. Sube tantas como sea posible.
  • Aunque no lo creas, las labores del hogar pueden ser un excelente ejercicio: barrer, refregar, hacer la cama, aspirar, cortar el césped (pasto). Si las haces a buen paso, incrementarás tu ritmo cardiaco.
  • Juega a la pelota con tus hijos, baila o sal a andar en bicicleta.
  • Fíjate en los productos que no son caros como cuerdas (sogas) para saltar, DVDs o videos de ejercicio, una tira de caucho/goma. Con estos último puedes hacer ejercicios de resistencia para fortalecer tus músculos.
  • ¡Improvisa! Las latas de alimentos o botellas de agua pueden hacer las veces de pesas para tus brazos.  Los taburetes o bancos pueden servirte para “step training”, un ejercicio aeróbico que simula estar subiendo escaleras.
  • Visita los centros de recreación de tu barrio. Muchos de ellos ofrecen actividades gratuitas como yoga o aeróbicos al aire libre.
  • Si te da un poco el presupuesto, compra aparatos de ejercicio que estén usados. En el Internet hay ofertas y pueden encontrarse de buena calidad. Eso sí, asegúrate que los costos de envío no superen el costo del aparato. No querrás llevarte sorpresas.
  • Intercambia DVDs o videos de ejercicio con un amiga para que no te canses de hacer siempre los mismos.
  • Considera invertir en algún juego de video orientado a ejercicios, como el Wii Fit, que simula diferentes deportes. Si bien pueden ser costosos, tal vez a largo plazo te ahorren dinero, porque es una compra que te va a durar mucho tiempo.

Por último, para no gastar dinero innecesariamente, huye de las ofertas de televisión que ofrecen cremas, aparatos o pastillas que prometen reducir una parte específica de tu cuerpo. No es cierto que una crema va a hacer desaparecer la grasa de tu abdomen. Así que mantente alerta y no te dejes llevar por esos anuncios. Mejor, pon tu creatividad a prueba y empieza hoy mismo a ejercitarte sin gastar mucho dinero. Esa sí que es una buena inversión.

Copyright © 2020 Vida y Salud Media Group. Todos los Derechos Reservados.
Imagen: ©Shutterstock / fizkes

 

Comentarios