Comparte este artículo:

Entre los métodos anticonceptivos menos eficaces se encuentra el llamado coito interrumpido. Sin embargo, según un estudio, una de cada tres mujeres jóvenes lo utiliza para evitar el embarazo. Y tú, ¿cuál método prefieres? Descubre más detalle sobre esta encuesta y cómo puedes tener relaciones sexuales seguras y saludables.

Tener un hijo es una de las cosas más maravillosas que pueden pasarle a una pareja. Sin embargo, la llegada de un bebé les cambia la vida a los dos por completo, por eso es importante que puedan elegir cuándo y cómo desean hacerlo. Actualmente existen distintos métodos de control de la natalidad o métodos anticonceptivos que pueden ayudarlos a evitar el embarazo y planificar la maternidad.

Entre los menos eficaces para evitar el embarazo se encuentra el denominado método del coito interrumpido o “marcha atrás”, que consiste en que el varón eyacule fuera de la vagina.  Sin embargo, muchas jóvenes y adolescentes deciden usar este antiguo método. Específicamente, un tercio de las mujeres jóvenes norteamericanas lo elige, según un estudio que se publicó en la revista Obstetrics & Gynecology.

Para llegar a estos resultados, unos investigadores del Centro Médico de la Universidad Duke, en Carolina del Norte, analizaron los datos de una encuesta nacional de mujeres en los Estados Unidos, del 2006 al 2008, considerando en particular a 2,220 participantes que tenían entre 15 y 24 años de edad.

Así encontraron que el 31 por ciento de las mujeres habían usado el coito interrumpido como forma de anticoncepción, al menos una vez. Entre ellas, el 21 por ciento quedó embarazada sin desearlo y el 7.5 por ciento mostró más posibilidades de haber utilizado anticoncepción de emergencia.

Los motivos que llevan a esta elección pueden ser muy variados. Y si por alguna razón estás pensando en usar el método del coito interrumpido (u otro método natural), tu también debes tener en cuenta que hay ciertos cuidados que debes tener muy en cuenta, o tus posibilidades de que el método falle son más elevadas aún.

En estos casos, es preferible tener una pareja estable con quien puedas hablar abiertamente sobre el tema, que ambos se comprendan en el sexo, que el varón reconozca cuándo es el momento de “retirarse” y que tú también conozca bien tu período menstrual.

Se estima que 27 de cada 100 mujeres que usan esta alternativa quedan embarazadas. Si no quieres tener ese riesgo, recuerda que existen otros métodos anticonceptivos más eficaces, cada uno con sus ventajas y desventajas, entre los que puedes elegir de acuerdo al que te parezca más apropiado para ti. Los más conocidos son:

Por cierto, este es otro dato muy importante que debes tener en cuenta. Pues el método del coito interrumpido no te protege de las ETS, que a veces pueden poner en riesgo tu vida, como ocurre con el VIH/Sida y la hepatitis, por nombrar sólo algunas. Así es que, si además de evitar un embarazo, deseas proteger tu salud y tu futuro, no dejes de usar el condón, que por el momento es el método más apropiado para disminuir el riesgo de contagio de las ETS.

Aprende a elegir, conservar y usar el condón adecuadamente, lleva uno contigo siempre (y esto también va para las mujeres) para que estén preparados en todo momento y no se expongan, en caso de que la posibilidad de tener sexo no haya sido planificada. En efecto, esta es una de las situaciones que suelen llevar a los descuidos y a elegir métodos como el coito interrumpido.

En conclusión: el sexo es una de las actividades más placenteras y saludables para los hombres y para las mujeres y el embarazo puede ser un regalo de la vida cuando es planificado, pero no ocurre lo mismo cuando no es deseado, o peor aún, cuando se trata de la transmisión ( el contagio) de alguna enfermedad. Por eso, infórmate y cuídate para que tengas relaciones sexuales responsables, seguras y saludables.

 

Imagen © iStock / Lisa Valder

Comentarios