Comparte este artículo:

Cuando de embarazarse se trata, siempre se hace énfasis en que es mejor hacerlo antes de los 35 (cuando se considera un embarazo tardío) para evitar riesgos de problemas en el desarrollo del bebé. Sin embargo, un nuevo estudio habla de que tener bebés entre los 30 y 40 años puede disminuir el riesgo de sufrir cáncer del endometrio. ¡Entérate!

Cuando las mujeres llegan a su cumpleaños número 30 y aún no se han casado o no tienen un compañero estable, tal vez empieza a rondar por su cabeza la pregunta de cuándo tendrán un bebé. Si ya cumplieron los 35 lo que sucede es que su reloj biológico está sonando y su cuerpo les dice que ya es el momento de embarazarse. Aquellas que tienen 40 y aún no son madres pueden pensar que ya no tendrán esa oportunidad.

Sin embargo, en esta época es común que muchas mujeres estén esperando para ser madres hasta después de los 35. Y aunque existen más advertencias acerca del riesgo de ser mamá primeriza una vez pasada la barrera de los 35 años, o que la fertilidad disminuye, hay una buena noticia: ser madre tardía puede disminuir el riesgo de desarrollar cáncer del endometrio.

Así lo afirmaron unos investigadores de la Facultad de Medicina de la Universidad del Sur de California. Según el estudio, las mujeres que dieron a luz después de los 40 años tuvieron 44% menor riesgo de desarrollar cáncer del endometrio que aquellas mujeres que dieron a luz antes de los 25 años.

En el caso de las mujeres que tuvieron su último parto entre los 35 y los 39 años, el riesgo disminuyó en un 32% y aquellas que tuvieron su último bebé entres los 30 y 34 años tuvieron un riesgo 17% menor comparado con las mujeres que tuvieron su último embarazo a los 25 años de edad.

El efecto protector de los embarazos tardíos en el recubrimiento del útero o endometrio se vio a medida que las mujeres envejecían, lo cual, según los autores del estudio, demuestra que el beneficio es a largo plazo.

Para llegar a estas conclusiones, los especialistas analizaron 17 estudios que involucraban a más de 8,000 mujeres con cáncer del endometrio y a 16,562 mujeres sanas. Tuvieron en cuenta varias variables que se sabe pueden jugar un papel en el riesgo de desarrollar este tipo de cáncer como el número de hijos y los métodos anticonceptivos que usaron.

Aunque el estudio, publicado el 23 de julio en la edición de Internet de la revista American Journal of Epidemiology, no establece a ciencia cierta por qué la edad al embarazarse puede disminuir el riesgo del cáncer del endometrio, se cree que las hormonas que están presentes durante el embarazo pueden ser mucho más beneficiosas a mayor edad de la madre. Además, dar a luz de forma vaginal puede también ayudar, pues elimina las células cancerosas del útero. Otro factor, es que las mujeres que pueden quedar embarazadas a una edad más avanzada, tal vez sean mucho más sanas que otras mujeres más jóvenes.

De cualquier manera, el hecho de que ser madre entre los 30 y 40 años tiene buenos efectos sobre la salud es una buena noticia para aquellas mujeres que quieren disfrutar de la maternidad durante esa etapa de sus vidas.

Además, el hecho de que el embarazo tardío evite el cáncer del endometrio es significativo, sobre todo porque de acuerdo al Instituto Nacional del Cáncer de Estados Unidos, cerca de 47,000 mujeres serán diagnosticadas con este tipo de cáncer en el 2012 y aproximadamente 8,000 pueden morir a causa de la enfermedad.

Como siempre, si tienes dudas, consulta con tu médico. Tener un hijo, a cualquier edad, es un privilegio y una responsabilidad. Disfruta tu embarazo y cuídate mucho para que todo  llegue a feliz término.

Imágen © iStockphoto.com / Aldo Murillo

Comentarios