Comparte este artículo:

Según un estudio, los productos lácteos, especialmente el queso, podrían tener beneficios para la salud oral, incluyendo protección para los dientes contra las caries.

La salud de la boca puede ser un indicador de la salud general. Muchas enfermedades serias, como la diabetes, el síndrome de la inmunodeficiencia adquirida (VIH/SIDA) y algunos trastornos de la alimentación (como la bulimia), muestran como sus primeros signos los síntomas en la boca, como la candidiasis oral (un crecimiento excesivo de la levadura en la boca). Es por esto que los profesionales de la salud recomiendan exámenes orales completos anuales.

Los problemas dentales incluyen las caries, las enfermedades de las encías (como la gingivitis y la periodontitis), las llagas bucales o aftas (estomatitis aftosa), la mucositis, las infecciones por hongos, la leucoplasia bucal y el cáncer oral o cáncer bucal. Los problemas más comunes de salud oral son las caries y la enfermedades de las encías (incluyendo a la gingivitis y la periodontitis). La mayoría de los adultos muestran síntomas de la enfermedad de las encías en algún momento. Según los Centros para el Control de Enfermedades (CDC, Centers for Disease Control), la enfermedad de las encías afecta a alrededor del 14% de los adultos de entre los 45 y los 54 años de edad.

En un estudio publicado en el medio profesional General Dentistry, los investigadores examinaron los efectos del consumo de productos lácteos en el pH de la placa dental en 68 sujetos con edades entre 12 y 15 años. El pH es una medición de la acidez o alcalinidad. Un nivel de pH inferior a 5,5 puede indicar el riesgo de erosión dental, o el desgaste del esmalte de los dientes. Según los autores, entre más arriba del 5,5 se encuentre el nivel de pH de la placa, menor es el riesgo de desarrollar caries.

Los participantes no se cepillaron los dientes por 48 horas antes del comienzo del estudio. Fueron asignados al azar en cuatro grupos: el queso, la leche, el yogur (yogurt), o parafina (el grupo control). Todos los sujetos masticaron o hicieron buches con su respectivo producto durante 3 minutos, y se evaluó el pH de la placa dental a intervalos específicos.

Los resultados indican que los diferentes productos lácteos llevaron a diferentes cambios en la media del pH de la placa. El pH fue mayor después de 30 minutos en el grupo de quesos, en comparación con el grupo de la leche y el grupo de yogurt.

Los investigadores concluyeron que el queso podría ayudar a reducir el riesgo de caries, en comparación con otros productos lácteos. Sin embargo, se necesitan más estudios para comprender mejor y confirmar estos resultados.

Se han evaluado los beneficios potenciales para la salud dental de muchas hierbas y suplementos. Hay una fuerte evidencia científica que apoya el uso del estroncio para las condiciones dentales.

 

Imagen © iStock / severa

Comentarios