Comparte este artículo:

iStock_000024063521XSmall_eskaylimMuchos se divierten viendo a alguien atiborrarse de canela, pero el denominado “reto de la canela” que tanto se ha distribuido en Internet, no tiene nada de gracioso.  Resulta peligroso para los jóvenes y los adolescentes, en especial quienes tienen problemas respiratorios, ya que puede hacerlos terminar en el hospital y hasta poner en riesgo su vida. Y con eso no se juega.

¿A quién se le ocurriría pensar que la canela, tan exquisita cuando se agrega al café con crema o a los postres como el arroz con leche, podría ser peligrosa? Es que entonces sabe deliciosa, pero no es lo mismo cuando se consume sin agua, y mucho menos en gran cantidad, como ocurre en ese “juego” que se ha vuelto tan popular en Internet, conocido como “el reto o desafío de la canela” (“The cinnamon challenge”).

Parece sencillo: el objetivo es tragarse una cucharada de canela molida en 60 segundos, sin beber nada para ayudar al que la ingiere. Sin embargo, esto que parece una simple travesura infantil se ha convertido en una amenaza y ha puesto en alerta a los padres, a los médicos y a los especialistas de distintas instituciones.

Es sorprende ver no sólo la cantidad de videos que lo enseñan en Youtube sino también el aumento de reproducciones que reciben algunos de ellos. Por ejemplo, uno subido en enero de 2012 ya lleva más de 29,772,400 visitas y otro subido en diciembre de 2011 ha sido reproducido más de 10,057,000. Y hasta hubo personas famosas, e incluso algunos políticos, que han publicado sus propios videos tratando de superar esta peligrosa prueba.

El resultado es que junto con el aumento en la popularidad de este llamado “juego de la canela” o “desafío de la canela”, también han aumentado las llamadas a las clínicas por parte de padres preocupados por sus hijos, que en algunos casos hasta han terminado hospitalizados.  

¿Por qué ocurre eso? La canela está compuesta de fibras de celulosa que no se descomponen al entrar en los pulmones. No se sabe si quienes hacen este “desafío de la canela” corren el riesgo de dañar sus pulmones a largo plazo, pero si existen pruebas de los daños inmediatos que pueden sufrir. Lo que sucede es que la canela seca y suelta puede quemar e irritar las membranas mucosas que recubren tanto el aparato digestivo como las vías respiratorias (que incluye a los pulmones).

Por eso, las personas que tratan de tragar canela sin agua experimentan irritación de la garganta, la boca y la nariz, junto con una tos intensa. Pero, a veces, la canela molida también puede aspirarse y llegar a los pulmones. Es entonces que causa problemas mayores que han llevado a algunos niños a las salas de emergencias, en estados tan graves como con un pulmón colapsado. Esto es más peligroso aún si el niño o el adolescente  tiene asma o problemas respiratorios.

Además, si la persona que está haciendo esta prueba vomita -como sucede con frecuencia-, corre el riesgo de que el vómito se aspire y llegue a los pulmones, lo que podría llevar a una inflamación e infección conocidas como neumonía por aspiración.

¿Qué puedes hacer para que tus hijos no se unan a este peligroso juego del “reto de la canela”? Presta atención a lo que ven en el Internet y habla con ellos abiertamente. Pregúntales qué opinan y cuéntales sobre los riesgos que tiene este supuesto desafío, que aunque pueda resultarles gracioso o divertido puede terminar siendo una emergencia médica y hasta puede poner en riesgo su salud y su vida.

Y si eres tú el que está pensando en participar en este juego del “desafío de la canela”, te propongo que lo pienses bien y no te dejes llevar por las presiones de tus compañeros o amigos, pues ya lo sabes: esta broma puede resultar muy peligrosa. Más aún, te propongo un nuevo desafío: cuéntales a tus compañeros por qué este reto no es divertido y busquen juntos nuevas maneras de pasarla bien sin ponerse en peligro. Con la vida y con la salud no se juega.

Imagen © iStockphoto.com / eskaylim

Comentarios