Comparte este artículo:

Tener problemas con la salud del corazón cuando se es joven, puede ser la causa de la impotencia sexual más adelante en la vida. Si quieres informarte más acerca de la relación que existe entre estos dos factores, no dejes de leer este artículo que habla de un estudio al respecto.

Tener un buen desempeño sexual, a cualquier edad, es importantísimo para la autoestima y la salud de los hombres en general. Pensar que la salud sexual está separada del resto del funcionamiento del cuerpo, es un error. Y más, cuando se trata de la salud del corazón.

Se sabe que los hombres que gozan de una buena salud cardiovascular, también gozan de una buena salud sexual. Por el contrario, aquellos que tienen problemas cardíacos, también pueden tener impotencia (disfunción sexual o dificultad para lograr y mantener una erección).

Si bien esto no es nuevo, un estudio reciente ha agregado datos interesantes a esta relación del corazón y el sexo. Según unos investigadores de la Universidad de Johns Hopkins en Estados Unidos, la enfermedad cardiovascular temprana puede ser la causa principal de la impotencia más adelante en la vida.

Los resultados de este estudio, fueron presentados en el congreso anual de la Asociación Estadounidense del Corazón y en concreto, encontraron que la enfermedad cardiovascular que se presenta en los hombres jóvenes es la mejor manera de predecir si sufrirán de disfunción eréctil más adelante.

Además, los especialistas observaron que los hombres que tenían más placa calcificada y rigidez en las arterias, eran 53 por ciento más propensos a sufrir de impotencia más adelante en sus vidas.

El estudio, se realizó entre más de 1,800 hombres sanos a quienes se les hizo seguimiento durante más de nueve años consecutivos. Los especialistas tomaron en cuenta la raza, la edad y otros factores de riesgo como diabetes, colesterol alto obesidad y hábitos como fumar.

Recuerda que si tienes factores de riesgo para el desarrollo de enfermedad cardiovascular y no quieres sufrir de disfunción eréctil, debes llevar una dieta saludable para el corazón, hacer ejercicio regularmente y no fumar, entre otros. Así cuidarás tu corazón y por consiguiente, tu salud sexual. Además es importante que visites a tu médico para revisar tu presión arterial, tus niveles de colesterol y de azúcar en la sangre periódicamente.

No dejes de consultar con un médico si tienes dudas al respecto.

 

Imagen © iStock / Giulio Fornasar

Comentarios