Comparte este artículo:

Un estudio nuevo ha detectado que, entre los distintos beneficios que puede brindarnos la vitamina D, también podría ayudar a reducir los fibromas en el útero, que son los tumores no cancerosos más comunes entre las mujeres en edad fértil.

Junto con el calcio, la vitamina D forma una combinación imprescindible para mantener a los huesos sanos y fuertes. Y aunque hay algunos alimentos que nos proporcionan la vitamina D (como la yema de huevo y los pescados grasos como el salmón), la fuente principal de esta vitamina que es barata y accesible (a menos que vivas en climas muy fríos con períodos prolongados de oscuridad), es el sol (ya que sintetizamos la vitamina D de la exposición a él).

El depósito de calcio en los huesos evita que los huesos se debiliten y que se desarrolle la osteoporosis, mientras que la vitamina D ayuda al cuerpo a que absorba y utilice el calcio, lo que también ayuda a que no se desarrolle la osteoporosis.

Pero ese no es el único beneficio de la vitamina D. Varios estudios han relacionado a la vitamina D con otras ventajas para la salud, como que podría reducir el riesgo de contraer algunas enfermedades del corazón y algunos tipos de cáncer o de desarrollar degeneración de la mácula en las mujeres, así como de evitar complicaciones durante el embarazo.

Ahora, además, un grupo de investigadores del Instituto Nacional de Ciencias de la Salud Ambiental en Estados Unidos han encontrado que las mujeres que tienen niveles adecuados de vitamina D son menos propensas a desarrollar fibromas uterinos o miomas uterinos, en comparación con las que tienen niveles bajos de vitamina D en la sangre.

Para llegar a estos resultados, que fueron publicados en el medio especializado Epidemiology, los investigadores consideraron los datos de más de mil mujeres que tenían entre 35 y 49 años de edad, que vivían en Washington, entre 1996 y 1999.

Los especialistas tomaron muestras de sangre de las mujeres que participaron y notaron que las que tenían una cantidad adecuada de vitamina D también tenían una posibilidad 32 por ciento menor de desarrollar fibromas uterinos que quienes no tenían los niveles recomendados de vitamina D.

Asimismo, los investigadores comprobaron que las mujeres que pasaban más de una hora al día al aire libre tenían un riesgo de un 40 por ciento menor de desarrollar fibromas.

Recuerda que los fibromas uterinos o miomas uterinos son los tumores no cancerosos más comunes entre las mujeres en edad fértil, que están formados por células musculares y otros tejidos que crecen en la pared del útero y alrededor de ésta.

Si bien no existen medidas comprobadas que prevenir el desarrollo de los miomas uterinos, hay estudios que demuestran que es menos probable que las mujeres atléticas desarrollen fibromas uterinos, cuando se las compara con las mujeres obesas o aquellas que no practican ejercicio físico.

Y ahora, además, se sabe que estar un rato al sol diariamente (fuera de los horarios peligrosos, claro, ya que la exposición solar excesiva es la principal causa de cáncer de piel) podría ayudarte a prevenir los fibromas uterinos.

Si tienes molestias o dudas, no esperes a consultar a tu médico. Además, recuerda que es importante que te hagas los controles ginecológicos periódicos de tu sistema reproductivo.

Imagen © iStockphoto.com / Claes Torstensson

Comentarios