Comparte este artículo:

En general, al pensar en el asma y las alergias se considera el polvo, el polen, las plumas y los pelos de las mascotas, pero casi nunca se tienen en cuenta esos desagradables insectos negros que se encuentran en muchos hogares: ¡las cucarachas! ¿Sabías que estás también pueden causar alergia y desencadenar ataques de asma? Aquí te contamos qué puedes hacer para mantener tu hogar libre de cucarachas.

Son sin duda unos de los insectos menos deseados y más combatidos: ¡las cucarachas! Esos bichos de color oscuro y chatos que pueden ser tan pequeños como para atravesar el espacio que queda entre la puerta del horno y su marco o como para meterse en el pliegue de la goma de la puerta que cierra el refrigerador, o tan grandes como para que se nos ponga la piel de gallina y que queramos subirnos a una silla mientras gritamos, porque algunas de ellas incluso vuelan: ¡Qué horror!

Estos insectos han sobrevivido a lo largo de la historia — ¡imagínate que existen desde la época de los dinosaurios! — y parecen volverse cada vez más resistentes a los pesticidas.

Si bien las cucarachas no pican, muerden, ni hacen daño directamente, como ocurre con otros insectos, tampoco es cierto que son del todo inofensivas, como suelen decir algunos que, muy sueltos y relajados, y se burlan de quienes les tienen miedo o simplemente asco: “pero si no hacen nada…”, suelen decir.

Ante semejante afirmación, la próxima vez que te digan eso, ya tienes qué responder (y verás cómo los sorprendes): ya que las cucarachas pueden provocar alergias (rinitis alérgica crónica) y desencadenar ataques de asma en las personas que tienen la predisposición. Así es.

¿Entonces, es riesgoso tener cucarachas en casa? Depende, si alguien en la casa es alérgico a ellas o tiene asma, puede ser riesgoso. Y por cierto, no es necesario que el lugar sea un lugar sucio para que haya cucarachas, ellas se pueden instalar en hogares en donde no hay falta de higiene. A veces puede aparecer una de tanto en tanto. Sin embargo, es importante controlar que no se conviertan en una plaga ya que, una vez que aparecen en la casa, se multiplican rápidamente. Y nuevamente, si alguno de los integrantes de la familia es alérgico puede sufrir las consecuencias.

¿Qué puede suceder? Si las cucarachas se apoderan de tu hogar, pueden meterse en la comida y provocar reacciones alérgicas, como piel irritada, picazón en la garganta, en la nariz o en los ojos, e incluso desencadenar ataques de asma, debido no sólo a su presencia sino a sus excrementos y su saliva.

Luego de leer todos esta información, seguramente te estés preguntando qué puedes hacer para combatir a estos invasores. No es tan complicado. Para una cucaracha, cualquier trozo de materia sirve como comida: comen migas, la comida de las mascotas, las hojas secas y la basura. ¡Incluso, si tienen mucha hambre, se comerán hasta el pegamento y el jabón!

Además, las cucarachas necesitan agua para sobrevivir (sin ella se morirán en una semana); también pueden nadar y mantenerse hasta 40 minutos sin respirar. Por eso, para evitar que las cucarachas te invadan, puedes:

  • Limpiar inmediatamente todo líquido derramado y las migas de comida que se caigan.
  • No dejar abiertos los paquetes de la comida o de los dulces, ya que las cucarachas pueden meterse y contaminar la comida.
  • Comer cuando estas sentado en la mesa y no sacar la comida fuera de la cocina.
  • Limpiar los platos inmediatamente después de terminar de comer.
  • Mantener cerrados los basureros y vaciarlos frecuentemente.
  • Evitar que haya pérdidas de agua y que no haya agua derramada, especialmente en la cocina y en el baño.
  • Vaciar el agua del fregadero después de lavar los platos.
  • Revisa los cartones y las bolsas antes de meterlos a tu casa y evitar acumular papeles y cartones.
  • Tapar grietas o agujeros en las paredes, especialmente cerca del piso, y sobre todo en el baño y en la cocina.
  • Aspirar o barrer las áreas que puedan atraer a las cucarachas.
  • Utilizar trampas y/o productos especiales para combatir a las cucarachas (si usas un cucarachicida, ten cuidado que el mismo no te provoque reacciones alérgicas).

Con estas sencillas medidas, ahora ya sabes qué puedes hacer para que tu hogar sea un lugar sin cucarachas, sin alergias y sin asma. ¡Manos a la obra! Despídete de esos desagradables insectos.

 

Ultima revisión: 2017

Copyright © 2017 Vida y Salud Media Group. Todos los derechos reservados.

Imagen © iStock / 8e88graphic

Comentarios