Comparte este artículo:

¿Pensabas que las cucarachas son sucias pero inofensivas? Si bien no pican, muerden, ni hacen daño directamente, como ocurre con otros insectos, tampoco es cierto que son inocuas, ya que pueden meterse en la comida y provocar reacciones alérgicas, como piel irritada, picazón en la garganta, en la nariz o en los ojos, e incluso desencadenar ataques de asma, debido no sólo a su presencia sino a sus excrementos y su saliva.

Para combatir las cucarachas en tu casa:

  • No dejes abiertos los paquetes de la comida o de los dulces.
  • Come sentado en la mesa y no saques la comida fuera de la cocina y el comedor. Limpia inmediatamente todo líquido derramado y las migas de comida que se caigan.
  • Lava los platos inmediatamente después de terminar de comer y vacía el agua del fregadero.
  • Mantén cerrados los basureros y vacíalos frecuentemente.
  • Aspira o barre las áreas que puedan atraer a las cucarachas.
  • Utiliza trampas y/o productos especiales para combatir a las cucarachas (si usas un cucarachicida, ten cuidado que el mismo no te provoque reacciones alérgicas).
  • Revisa los cartones y las bolsas antes de meterlos a tu casa y evita acumular papeles.
  • Asegúrate que no haya agua derramada, especialmente en la cocina y en el baño. Si hay fugas de agua, arréglalas.

Tapa grietas o agujeros en las paredes, especialmente cerca del piso, y sobre todo en el baño y en la cocina.

Imagen © iStock / 8e88graphic

Comentarios