Skip to main content

En la columna pasada presentamos el hecho de que hay varias especies de garrapatas y de que pueden causar diferentes tipos de enfermedades de ligeras a severas. En esta columna discutiremos lo que puedes hacer para prevenir las picaduras antes de salir al aire libre, mientras estás afuera y al regresar a la casa. Así como la forma correcta de quitar una garrapata y cuándo buscar ayuda profesional.

Es bueno saber que, de acuerdo con los expertos, las garrapatas van a estar más activas este año que en años pasados, porque nos permite estar más atentos. Debemos informarnos acerca de las áreas geográficas en donde se les encuentra con mayor frecuencia y estar preparados, ya sea si vivimos en esas áreas o si pensamos visitarlas. Aquí encontrarás la información que necesitas para protegerte y proteger a tu familia.

Cómo prevenir las picaduras de las garrapatas. Recomendaciones de los CDC y otras.

Antes de salir al aire libre:

• Aprende dónde puede haber garrapatas: Viven en áreas cubiertas de pasto, en arbustos y en muchos árboles e incluso en los animales. Ten cuidado paseando al perro, trabajando en el jardín, caminando en tu vecindario, etc.

• Trata la ropa y los equipos con productos que contengan 0.5% de permetrina. Puedes usar este compuesto en la ropa, las botas y el equipo de campamento. Dura varias lavadas. Hay ropa y equipo que ya están tratados con la permetrina.

• Usa pantalones largos, camisas de manga larga y zapatos cerrados. Mete tus pantalones a tus calcetines. Yo se que no se ve muy elegante, pero es una forma muy efectiva de prevenir las picaduras por garrapatas.

• Usa repelentes de insectos registrados en la Agencia de Protección Ambiental (EPA) y sigue las instrucciones. Deben contener DEET, picardina, IR#535, aceite de eucalipto de limón (OLE), para-mentano-diol (PMD) o 2-undecanona.

  • No les apliques repelente de insectos a los bebés de menos de 2 meses de edad.
  • No uses productos con aceite de eucalipto de limón (OLE) o para-mentano-diol (PMD) en niños menores de 3 años.

Mientras estás afuera:

• Aplica el repelente contra insectos de acuerdo con las instrucciones.

• Durante tus caminatas en áreas boscosas, permanece en el medio del sendero y evita las hierbas altas y los arbustos.

• Usa una lona cuando te sientes en el suelo.

Después de estar al aire libre:

• Revisa tu ropa para ver si tienes garrapatas. Las puedes llevar a la casa en tu ropa. Debes quitar todas las garrapatas que encuentres. Ya en la casa, pon la ropa en la secadora a temperatura alta para matar a las garrapatas en la ropa seca. Si la ropa está húmeda, déjala un tiempo adicional. Si es necesario lavarla primero, usa agua caliente ya que el agua fría o tibia no mata a las garrapatas.

• Toma una ducha inmediatamente después de haber estado al aire libre. La ducha dentro de las dos horas de haber estado al aire libre reduce el riesgo de contraer la enfermedad de Lyme y podría reducir el riesgo de desarrollar otras enfermedades transmitidas por garrapatas. Además, es un buen momento para revisar y deshacerse de cualquier otra garrapata.

• Revisa tu cuerpo para ver si tienes garrapatas después de estar afuera. Revisa todo tu cuerpo cuando regreses de lugares en donde podría haber garrapatas, incluyendo tu jardín. Usa espejos de mano o de cuerpo entero. Revísate y revisa a los niños para ver si tienen garrapatas:

  • en las axilas
  • dentro de las orejas
  • dentro del ombligo
  • detrás de las rodillas
  • en el pelo
  • en las ingles
  • alrededor de la cintura

• Revisa los equipos y a las mascotas. Las garrapatas pueden entrar a tu casa con la ropa y con las mascotas y luego pasar a una persona. Por eso debes revisar a tus mascotas, a los abrigos, a las mochilas, etc., con mucho cuidado.

La forma correcta de quitar una garrapata

Para quitar una garrapata se recomienda usar una pinzita de dientes finos en vez de usar algo más tosco como unas tijeras. Procura tomar a la garrapata de la cabeza y la boca, no del cuerpo. Es mejor sujetarla lo más cercano a la piel que se pueda, apretar y levantar hacia arriba en una forma perpendicular, teniendo cuidado de no torcer o empujar para evitar que partes de la garrapata se desprendan y se queden atoradas en la piel. 

Ignora las recomendaciones en el internet que incluyen ponerle polvo de chile y esperarse a que se caiga sola, usar calor (como un cerillo), sofocar a la garrapata con mantequilla, vaselina u otras sustancias, etc. No funcionan.

Si puedes, guarda a la(s) garrapata(s) en una bolsa de plástico sellada (para enseñársela a tu proveedor de salud, si no puedes, arrójalas en el inodoro. Una vez que quites la garrapata, limpia el área de la picadura con alcohol, yodo o con agua y jabón. 

Cuándo debes acudir al médico 

Si tuviste una garrapata adherida por un mínimo de 36 horas, habla con tu médico. Frecuentemente te recetará un antibiótico preventivamente. Y, definitivamente, acude a tu médico si desarrollas fiebre y una erupción unas semanas después de quitarte una garrapata para que te haga unas pruebas. Si estabas viajando, es importante que le dejes saber a tu médico dónde estabas cuando te picó la garrapata. Como mencioné en mi columna anterior, diferentes garrapatas pueden transmitir diferentes enfermedades y viven en diferentes partes del mundo.

Existen varios sitios en donde puedes encontrar mapas detallados que te indican la distribución de las garrapatas que transmiten enfermedades a los humanos en todo el mundo.

Copyright © 2021 Vida y Salud Media Group. Todos los Derechos Reservados.
Imagen: ©Shutterstock / mamaza

Comentarios