Comparte este artículo:

iStock_000011227498XSmall_Dovapi

Hay cosas que deben dejarse en manos de profesionales y los fuegos artificiales son una de ellas. Este 4 de julio formarán parte de las festividades del día de la independencia norteamericana y muchas personas asistirán a los espectáculos programados en sus comunidades.  Sin embargo, muchas otras los usarán por su cuenta. En ese caso, recuerden que hay que manejarlos con cuidado para evitar accidentes y lesiones.

Hay pocas cosas como un cielo iluminado con el brillo y el colorido de los fuegos artificiales para despertar asombro, entusiasmo y alegría. Son el broche de oro de innumerables eventos, entre ellos, los festejos del 4 de julio, día en que Estados Unidos celebra su independencia. En manos de expertos, son un espectáculo maravilloso. Pero en manos de niños, adolescentes e inexpertos, pueden convertirse en un peligro muy serio.

De acuerdo a expertos de la National Fire Protection Association (Asociación Nacional de Protección contra el Fuego), y de la American Academy of Orthopaedic Surgeons (Academia Americana de Cirujanos Ortopédicos): “Si no se tiene precaución no se cumplen los reglamentos de seguridad, y los fuegos artificiales pueden provocar lesiones graves en las manos, en los dejos y en los ojos”, advierte la Dra. Tamara Rozental, vocera de la academia.

Esto es algo que ignoran muchas personas que piensan que como pueden adquirirse de manera legal, resultan seguros. Te sorprenderías si supieras que la mayoría de las lesiones están relacionadas con los fuegos artificiales comunes, que se venden de manera legal. Y para que te convenzas, a continuación están algunas estadísticas que lo demuestran:

  • La Comisión de Seguridad de los Productos al Consumidor (CPSC por sus siglas en inglés) informa que en el año 2012 hubo más de 18,700 lesiones provocadas por fuegos artificiales y entre ellas, 7,300 necesitaron atención médica de emergencia.
  • La CPSC informa además, que el 36 por ciento de las personas lesionadas por fuegos artificiales en el 2011 y que fueron atendidas en las salas de emergencia, eran menores de 20 años.
  • Las partes del cuerpo que resultaron lesionadas con mayor frecuencia fueron las manos y los dedos (46 por ciento de las lesiones), los ojos (el 17 por ciento), la cabeza, la cara y las orejas (otro 17 por ciento), y las piernas (el 11 por ciento).
  • Más de la mitad de las lesiones fueron quemaduras.
  • La National Fire Protection Association advierte que los niños entre los 5 y los 14 años son los que tienen mayor riesgo de sufrir lesiones. Razón de más para dejar los fuegos artificiales en manos de los adultos con experiencia.

Cómo disfrutarlos de manera segura

Lo ideal es que todos en la familia acudan a un espectáculo comunitario en el que los fuegos artificiales estén manejados por profesionales. Pero para aquellos que insistan en usarlos en casa o en el vecindario, a continuación encontrarán algunas medidas de seguridad respaldadas por la Sociedad Americana de Cirujanos Ortopédicos:

  • Adquiere solamente fuegos artificiales legales. Si no estás seguro, consulta con el departamento de policía local. Nunca se deben comprar y usar fuegos artificiales ilegales ya que no hay garantías de su calidad.
  • Solamente los adultos de la familia deben encenderlos. Lee con cuidado las advertencias en el paquete antes de usarlos.
  • No agarres un fuego artificial encendido con la mano ni los coloques cerca del cuerpo. Si se apaga, no vuelvas a encenderlo.
  • Usa gafas de seguridad para proteger los ojos de las chispas y fragmentos flotando en aire.
  • Antes de usar los fuegos artificiales, coloca un cubo con agua cerca (o sitúate cerca de una manguera conectada a un grifo). De esa forma se puede apagar cualquier fuego imprevisto. También te servirán para remojar los fuegos artificiales ya usados antes de tirarlos a la basura.
  • No dejes que los niños pequeños se acerquen a los fuegos artificiales.
  • Si alguien del grupo sufre una lesión, busca atención médica lo antes posible para evitar complicaciones.

Prevenir es mucho mejor que lamentar. Al seguir estas normas de seguridad, todos podrán disfrutar de un rato divertido y de un espectáculo lleno de brillo y color con los fuegos artificiales, sin complicaciones ni lamentos. ¡Feliz 4 de julio para todos!

Imagen © iStockphoto.com / Dovapi

Comentarios