iStock_000019443167XSmall_Rich Legg

Llenos de luces y color, no en balde los juguetes con láser integrado están entre los favoritos de los niños. Sin embargo, los padres deben de tener cuidado antes de traer a casa un juguete con láser. De acuerdo a la FDA, si se no se usan correctamente, pueden causar problemas de la vista y en casos severos, hasta ceguera. O sea que, los juguetes con láser no son cosa de juego.

No te dejes llevar por las apariencias: esas pistolas, espadas o equipos de iluminación y sonido con láser integrado, que parecen tan fenomenales y divertidos, no son tan inofensivos si el rayo de luz está en contacto con los ojos.  Cuando no se utilizan correctamente, la luz concentrada de los láseres – aún si se trata de los juguetes- puede causar lesiones serias en los ojos e incluso ceguera, tanto en el que usa el juguete, como en las otras personas que están al alcance del rayo de luz. Por ese motivo, la Agencia de Alimentos y Medicamentos (FDA por sus siglas en inglés) ha emitido un aviso sobre la seguridad de los juguetes con láser integrado.

Según Dan Hewett, promotor de salud del Center for Devices and Radiological Health de la FDA, cuando el haz de rayos láser se apunta directamente a los ojos de una persona, puede dañarle los ojos inmediatamente, especialmente si el láser es muy potente.  Sin embargo, las lesiones provocadas por los rayos láser no duelen y la visión se va deteriorando poco a poco. Por lo general, las lesiones oculares (en los ojos) causadas por los rayos láser no dan síntomas hasta días o semanas después, y si no se atienden, pueden hacerse permanentes.

¿Y por qué un producto que se vende como un juguete puede ser tan peligroso? Hace años, los juguetes de bajo costo que incluían rayos láser tenían relativamente poca potencia. Pero en la última década, muchos de estos productos han aumentado su potencia hasta 10 veces. Y el hecho de que son peligrosos no resulta evidente ni a sus usuarios, los niños, ni a sus padres.  

Entre los juguetes que usan láser integrado se encuentran:

  • Pistolas de juguete con láser incorporado que se utiliza para “apuntar” al objetivo
  • Trompos que emiten haces de rayos láser mientras giran
  • Espadas lumínicas (como las de Star Wars)
  • Rayos láser usados para crear efectos lumínicos en una habitación

Hay medidas que se pueden tomar para reducir el riesgo con este tipo de juguetes y/o con los dispositivos de iluminación. Estas son:

  • Nunca se debe dirigir un rayo láser directamente al rostro de otra persona (ni tampoco a la cara de un animal o mascota). La energía de luz emitida por el láser puede ser peligrosa, incluso mucho más que mirar directamente al sol.
  • No se debe apuntar el rayo láser a una superficie reflectora (espejos, cristales). Los rayos rebotarían, lastimando los ojos de quien apunta.
  • Hay que evitar que los niños apunten y enfoquen los rayos sobre las personas sobre todo cuando éstas realizan actividades como conducir un automóvil, operar un equipo (la cortadora de hierba o una sierra, por ejemplo), o están practicando un deporte. El rayo puede cegarlas temporalmente y provocar un accidente.
  • Al comprar un juguete o dispositivo con láser, revisen las etiquetas o la caja.  Esta debe incluir un aviso de que el juguete cumple con el código de regulación federal (21 CFR Subchapter J). Si el paquete no tiene ni ésta ni ninguna otra indicación, no hay garantías de su seguridad y entonces es mejor elegir otro juguete.

Si ya tienes un juguete de este tipo en casa, explícales a tus hijos la manera correcta de usarlo y lo que no deben hacer con él.  De cualquier forma, una supervisión apropiada de los juegos, puede evitar accidentes y lesiones. Y la próxima vez que vayas a la juguetería, compara los beneficios y los riesgos: quizás sea preferible seleccionar otro juguete menos llamativo, pero más seguro.

Imagen © iStockphoto.com / Rich Legg

Comentarios