Comparte este artículo:

Hoy en día se recomienda revisar de forma rutinaria el nivel del colesterol de los niños entre los 9 y los 11 años — antes de la pubertad – para detectar cualquier elevación del colesterol y así prevenir enfermedades y complicaciones cardíacas desde una edad temprana. Esto es aún más  importante en los niños con antecedentes familiares de problemas cardiovasculares y colesterol alto, así como a los que están obesos y los que padecen de diabetes o de hipertensión.

Si el médico te indica que sus niveles de colesterol están arriba de 170 mg/dl, hay varias cosas que puedes hacer para reducirlos:

  • Reduce su consumo de carne roja y huevos. Incorpora más frutas y verduras frescas a la dieta de tu hijo.
  • Cocina con poca grasa. Opta por cocinar a la plancha o al vapor en lugar de freír.
  • Elimina las sodas, las papitas de bolsa y las hamburguesas de restaurantes de comida rápida.
  • Reduce también los postres, selecciona mejor una fruta.
  • Los cambios en la dieta deben ir acompañados de un aumento en el ejercicio, mínimo 30 minutos diarios, 5 días a la semana. Anima al niño a practicar un deporte y ponle límite a las actividades sedentarias como la computadora o la televisión.

Si tiene sobrepeso, consulta con tu pediatra en relación a cuál es la dieta que debe seguir y la cantidad que debe ir perdiendo gradualmente.

 

Imagen © iStock / SeanShot

Comentarios