Comparte este artículo:

Si alguna vez has dudado acerca de si vacunas o no a tus hijos por temor a algunas cosas que hayas escuchado, aquí encontrarás información acerca de una revisión muy amplia que se ha realizado de investigaciones previas que reivindica el beneficio de las vacunas en los niños. En concreto, se determina que la vacuna combinada contra el sarampión, las paperas y la rubeola (SPR), no se relaciona con el autismo ni con otras enfermedades graves. No dejes de leer esta información para que protejas a tus hijos.

Muchos padres deciden no vacunar a sus hijos por temor a que puedan desarrollar algún problema serio que pueda incluir condiciones como el autismo o enfermedades graves como la leucemia.

Por leer información (aunque sea bien intencionada) pero que no se ha comprobado científicamente y tratando de hacer lo mejor por sus hijos, muchos niños no reciben las vacunas que los protegen contra enfermedades infecciosas y que al no tenerlas, les pueden traer complicaciones peligrosas. Entre estas enfermedades, están el sarampión, las paperas, y la rubeola.

Ahora, de acuerdo a unos hallazgos nuevos reportados por unos especialistas de la Universidad Harvard y RAND Corporation tras revisar un sinnúmero de investigaciones previas al respecto, reafirman que las vacunas son muy seguras para los niños, y confirman que los beneficios de éstas superan los posibles y pocos riesgos.

En concreto, esta revisión de las investigaciones encontró una amplia evidencia de que la vacuna SPR (sarampión, paperas y rubeola) no está conectada con el autismo, un rumor que se ha esparcido y que ha sido el causante de que muchos padres dejen de vacunar a sus pequeños.

Vale la pena recordar que el rumor de que esta vacuna podría causar autismo surgió de un estudio que se publicó en el año 1998, el cual fue desmentido y rectificado al comprobarse que su autor, el Dr. Andrew Wakerfield había falsificado ciertos resultados del estudio para relacionar a la vacuna SPR con el autismo.

Pero las buenas noticias para quienes consideran que las vacunas son necesarias para la buena salud, no terminan ahí. Esta revisión encontró también que no hay ningún vínculo entre las vacunas SPR, DTaP (difteria, tétano, pertussis – esta última es la tosferina), la vacuna contra la influenza (la que llaman vacuna contra la gripe) y hepatitis B con la leucemia.

Para llegar a estas conclusiones, los investigadores reportaron lo que encontraron acerca de las vacunas (para niños hasta los 6 años) luego de revisar 67 estudios que se habían realizado previamente.  Además, analizaron la información de 1,000 estudios que se habían revisado con anterioridad por parte del Instituto de Medicina en el año 2011.

Los hallazgos de la revisión de estas investigaciones aparecen publicados en la edición del mes de julio de la revista Pediatrics. Allí también se advierte que las vacunas que reciben los niños de 6 años no les causan riesgos a los pequeños, que les provocan pocos efectos secundarios y que los efectos graves se presentan rara vez.

No obstante, es bueno aclarar que si bien no hay vínculos entre las vacunas y la leucemia, sí se encontraron algunos vínculos de otras vacunas, como la del rotavirus con el aumento de un trastorno grave en el intestino que provoca su bloqueo, llamado intususcepción. Pero los investigadores aclaran que la tasa en la incidencia de este trastorno debido a la vacuna es sólo de entre 1 y 5 de cada 100,000, es decir, que es una complicación rara.

De igual forma, se encontró un vínculo entre la vacuna SPR y las convulsiones producidas por fiebre en los bebés y los niños pequeños.

De cualquier modo, los especialistas advierten que los beneficios de las vacunas son mucho más considerables que los posibles riesgos y esperan que los médicos puedan ser efectivos a la hora de transmitir este mensaje a los padres de familia.

Consulta con tu médico y asegúrate de obtener la información de fuentes adecuadas (con bases científicas) antes de tomar una decisión sobre las vacunas de tus pequeños.

Imagen © Thinkstock / Dmitry Naumov

Comentarios