Comparte este artículo:

Las venas varicosas o várices son sumamente comunes y es muy poco lo que se puede hacer para prevenirlas. Por lo general, se presentan dentro de una familia y afectan más a las mujeres que a los hombres. La edición de octubre de Mayo Clinic Health Letter menciona algunos cambios simples en el estilo de vida que pueden ayudar a que las venas varicosas no empeoren.

Las venas transportan sangre rojo azulada y carente de oxígeno hasta el corazón y los pulmones. Las venas varicosas, cuya apariencia puede ser de cuerdas oscuras y retorcidas apenas debajo de la superficie de la piel, se presentan cuando las venas pierden elasticidad y por ello deben estirarse, igual que si fueran un globo excesivamente lleno de aire. Las venas varicosas pueden presentarse en cualquier parte del cuerpo, aunque por lo general lo hacen en las piernas.

Las venas varicosas generalmente no causan ningún problema médico. Sin embargo, algunas personas pueden sentir dolor y molestia, mientras que otras pueden presentar un dolor pulsátil, calambres o ligera hinchazón en la parte inferior de las piernas, sobre todo después de permanecer de pie durante un período prolongado.

Cuando los síntomas son leves, el médico posiblemente recomiende medidas de autocuidado para reducir las molestias de las venas varicosas. Entre dichas medidas están las siguientes:

Ejercicio: caminar es una manera estupenda de fomentar la circulación sanguínea en las piernas.

Peso sano: perder el peso de más alivia la presión de las venas.

Vestimenta y calzado: los zapatos bajos hacen trabajar más a los músculos de la pantorrilla que los de tacón alto y eso es mejor para las venas. No se debe usar ropa apretada en la cintura, piernas ni ingles. Las medias de compresión pueden ayudar porque aprietan las piernas y ayudan a las venas y músculos a movilizar la sangre con más eficacia. Si bien estas medidas son eficaces, es preciso usarlas todo el día, desde bien temprano en la mañana hasta la hora de acostarse.

Elevar las piernas: levantar las piernas por encima del nivel del corazón por un momento, varias veces durante todo el día mejora la circulación.

Cambiar de posición: moverse cada 30 minutos, más o menos, favorece la circulación sanguínea. Lo mejor es evitar permanecer de pie o sentado durante períodos prolongados.

Suplementos de hierbas: los estudios muestran que algunos suplementos herbarios que contienen castaño de Indias pueden ayudar con los síntomas de las venas varicosas.

Cuando las venas varicosas no responden a las medidas de autocuidado o empiezan a molestar, existen varios procedimientos ambulatorios capaces de poner fin al problema. Es más probable que el seguro médico cubra el costo si los procedimientos se realizan para aliviar los síntomas, en lugar de por motivos estéticos.

mayo_clinic__logo

Para más información de la Mayo Clinic haga clic en el logotipo:

Copyright © 2014 por Mayo Clinic.  Todos los derechos reservados. 

Imagen © Thinkstock / Bilgehan Tuzcu

Comentarios