Comparte este artículo:

Un estudio halló que un desayuno fuerte, rico en proteínas y grasa, ayuda a los diabéticos tipo 2 a controlar mejor el apetito y los niveles del azúcar en la sangre.

Si eres de las personas que acostumbran a saltarse el desayuno, o a comer cualquier cosa para “contentar” al estómago antes de salir de toda prisa a cumplir las obligaciones del día, conviene que reconsideres tus hábitos – y muy especialmente si padeces de diabetes tipo 2, si tienes prediabetes o si quieres evitar la diabetes tipo 2 a toda costa.

En Vida y Salud hemos explicado anteriormente la importancia de un buen desayuno para poder funcionar de forma óptima durante el día. Pero además, te hemos presentado varios estudios científicos que asocian el desayunar regularmente con menor incidencia de diabetes, cuentas más bajas de colesterol y habilidad de controlar mejor el peso.

Pero si ya padeces de diabetes tipo 2, presta especial atención a esta información presentada en una reunión anual de la Asociación Europea para el Estudio de la Diabetes realizada en Barcelona, España.  Datos tomados de un estudio realizado en la Universidad Hebrea de Jerusalén, enseñan que un desayuno fuerte, que incluya alimentos ricos en proteína y grasa, podría ayudar a los diabéticos tipo 2 a controlar el apetito y los niveles de la glucosa en la sangre.

Los investigadores basaron este estudio en investigaciones previas que ya habían detectado los beneficios de un desayuno nutritivo y regular:

  • Quienes desayunan regularmente tienden a tener un índice de masa corporal (IMC) más bajo que quienes se lo saltan o no desayunan
  • También disfrutan de niveles de azúcar en la sangre más bajo y utilizan la insulina de forma más eficiente.

¿Qué información nueva encontró el estudio israelí? Veamos.  Los investigadores tomaron a 59 personas con diabetes tipo 2 y las dividieron en dos grupos que consumieron un desayuno fuerte y otro más ligero. El desayuno considerado fuerte constituía aproximadamente un tercio del total de las calorías diarias de las personas asignadas a ese grupo y también tenía un porcentaje mayor de las proteínas y de las grasas. En cambio, el desayuno más ligero contaba solamente un 12.5 por ciento del total de las calorías diarias.

Después de llevar este régimen durante unas 13 semanas, se encontró que los niveles de azúcar en la sangre y los de la presión arterial disminuyeron significativamente en el grupo del desayuno fuerte:

  • La reducción de la glucosa (el azúcar) en la sangre fue 3 veces mayor en este grupo que en el grupo del desayuno ligero.
  • La reducción de la presión arterial fue incluso más significativa: 4 veces mayor en comparación a los niveles del grupo del desayuno ligero.
  • Los participantes de este grupo tuvieron menos hambre durante el día y pudieron controlar mejor el apetito. Los investigadores lo atribuyen a que un desayuno rico en proteínas ayuda a suprimir la grelina (la llamada “hormona del apetito”).

Además, alrededor de un tercio de las personas que desayunaron fuerte pudieron reducir la cantidad de medicamentos que necesitaban para controlar su glucosa en la sangre. En comparación, alrededor del 17 por ciento de los pacientes que desayunaron ligero tuvieron que aumentar las dosis de sus medicamentos mientras duró el estudio.

Los datos y las conclusiones del estudio hasta el momento se consideran preliminares, pero corroboran, como mencionamos anteriormente, la evidencia que existe a favor del desayuno.

Si llevas una alimentación balanceada y tus niveles de glucosa en la sangre se mantienen controlados, sigue como hasta ahora.  Pero si tus niveles de glucosa son erráticos y desayunas ligera e irregularmente, haz un esfuerzo por mejorar tu rutina. Desde luego, consulta con tu doctor acerca de cualquier cambio relacionado con tu régimen. Si te confunde la cuenta de calorías y cuáles alimentos deberías de incorporar a un desayuno más fuerte, te convendría consultar con un dietista registrado o un nutricionista calificado.  No dejes el asunto para mañana y da el primer paso hoy mismo para que logres controlar mejor tu diabetes.

 

Copyright © 2019 Vida y Salud Media Group. Todos los derechos reservados.

Imagen © Shutterstock / puhhha

Comentarios