Skip to main content

El sexo oral que se practica sin preservativo implica un riesgo importante para la salud, ya que muchas de las infecciones de transmisión sexual (ITS), como la sífilis, la gonorrea o la clamidia, se contagian por contacto, independientemente de si se da o no intercambio de fluidos corporales. Así lo explica a Vida y Salud la Dra. Alicia Comunión Artieda, dermatóloga en el Centro de prevención de ITS y Sida del Ayuntamiento de Madrid, en España, entrevistada con motivo de la celebración del Día Internacional del Orgullo LGBT, el 28 de junio.

A pesar de que la mayoría de las personas tiene muy presente que el uso del preservativo es un elemento fundamental para practicar sexo seguro, esta idea muchas veces se limita a las relaciones sexuales con penetración. Sin embargo, en la práctica del sexo oral el uso del condón está mucho menos extendida.

“Es una pena cuando llega un paciente a la consulta con una infección de transmisión sexual y no es consciente del riesgo que implica la práctica del sexo oral sin protección. Esto es algo que mucha gente desconoce y es cierto que es una vía de transmisión muy importante. Por ejemplo, en nuestro centro médico, un tercio de las sífilis que detectamos se han transmitido por sexo oral. Y también vemos mucha infección por gonococo en la garganta y esto obviamente también es por sexo oral”, detalla la Dra. Comunión.

La prevención se resume en estos puntos:

  • Usar preservativo, bien colocado, en el sexo oral cuando se realiza una felación
  • Usar barrera de latex en el caso de sexo oral a los genitales femeninos o cunnilingus 
  • En ambos casos, usar las barreras desde el principio y a lo largo de toda la relación sexual
  • Hacerse revisiones periódicas para descartar la presencia del ITS, incluso cuando no haya ningún síntoma

Es necesaria más información y educación sexual

Según la experiencia de la Dra. Comunión, los jóvenes que llegan a su la consulta conocen el VIH, pero sobre el resto de infecciones de transmisión sexual prácticamente no tienen conocimiento ni de qué son, ni de cómo se transmiten.

Entre las más comunes, además del VIH, destacan:

Esta experta recuerda que muchas de estas infecciones se contagian por contacto directo, por lo que el preservativo debe estar bien colocado desde el principio de la relación. “Si existen penetraciones sin preservativo, aunque no haya semen de por medio, puede haber contagio de clamidia o gonococo, por ejemplo. Es por eso que se debe colocar antes de la primera penetración”.

La Dra. Comunión ha coordinado un simposio denominado “Actualización en ITS” en el 49 Congreso Nacional de Dermatología y Venereología, celebrado en Málaga, en el que se ha hecho hincapié en que la incidencia de nuevos casos de la gran mayoría de enfermedades de transmisión sexual sigue aumentando. “La excepción sería el VIH (virus de la inmunodeficiencia humana) que desde el 2017 está estabilizado y los casos van a la baja tanto”. 

El el caso del VIH, se ha conseguido frenar el aumento de casos gracias a las medidas de prevención, pero en gran medida también al tratamiento, ya que cuando una persona que tiene este virus recibe un tratamiento adecuado, el riesgo de que lo contagie es mucho más bajo.

“En el VIH uno de los problemas que tenemos actualmente es que en aproximadamente la mitad de los casos el diagnóstico se realiza tarde, es decir, que tiene ya un recuento menor de células inmunitarias y eso es un reto que tenemos, conseguir un diagnostico precoz de la infección”, en palabras de la Dra. Comunión.

En el próximo artículo hablaremos sobre la clamidia y otras infecciones, y sobre la importancia del realizar revisiones periódicas para detectarlas, ya que muchas de ellas pueden pasar desapercibidas.

 

Por Karla Islas Pieck
Copyright © 2022 Vida y Salud Media Group. Todos los Derechos Reservados.
Imagen: ©Shutterstock / fongbeerredhot

Comentarios de nuestra comunidad