Comparte este artículo:

La gonorrea es una enfermedad de transmisión sexual (ETS). Es causada por el virus Neisseria gonorrhoeae, que se contagia durante las relaciones sexuales (vaginales, orales o anales). Causa infecciones en el cérvix (el cuello de la matriz), la vagina y la uretra. Si no se trata puede llegar a causar inflamación de la próstata o de los testículos en los hombres y enfermedad inflamatoria pélvica en las mujeres, entre otras complicaciones. La mujeres embarazadas pueden pasa la gonorrea a sus fetos, que podrían nacer con conjuntivitis gonocócica.

Algunas personas con gonorrea no presentan ningún síntoma. Normalmente, los síntomas se presentan 10 días después de tener relaciones sexuales con una pareja infectada. Las mujeres pueden desarrollar una secreción vaginal. Los hombres pueden desarrollar una secreción de la apertura del pene. Ambos pueden experimentar dolor al orinar, la necesidad de orinar con frecuencia y enrojecimiento o irritación en los genitales o el ano. Puede llegar a causar dolor en las articulaciones y fiebre. Si no se trata, puede causar infertilidad en las mujeres.

Se diagnostica mediante una muestra que toma el doctor en u hisopo y que se manda a un laboratorio médico.  La infecciones por gonorrea se tratan con antibióticos. Desgraciadamente, se han vuelto resistentes a muchos antibióticos y es posible que se tenga que probar con varios. Las parejas sexuales también deben recibir tratamiento.

Lo mejor es prevenir la gonorrea practicando sexo seguro.

 

Imagen © iStock / PeterHermesFurian

Comentarios