Comparte este artículo:

Hace unos cuantos días recibí la llamada de una amiga, con noticias que me pusieron doblemente feliz: está embarazada.

Y cuando digo doblemente, no me refiero a que vaya a tener mellizos. Sucede que mi amiga y su marido llevaban tratando de quedar esperando bebé por más de un año sin éxito. Llorando, muchas veces me expresó su tristeza. Su frustración era más grande porque después de meses y meses de estudios a los que se sometieron ella y su esposo, los resultados no indicaban que tuvieran un problema físico. Pero ella insistía en que seguramente uno de los dos era infértil. Yo le aconsejaba que se relajara, pues pensar demasiado en el tema puede hacer que el cuerpo viva estresado y eso altera el sistema hormonal, especialmente en la mujer, lo cual no es bueno para concebir. Un día dejó de hablar del tema, me dijo que había decidido comprar un perro y probar con acupuntura.

Se decidió por la acupuntura como tratamiento complementario, pues oyó que a una de actriz famosa le había funcionado. Puntualmente iba a las sesiones de una hora, una vez a la semana, en donde con agujas en su cuerpo, trataba de mantener su mente en blanco.

La acupuntura consiste en la inserción de varias agujas muy delgadas en varios puntos del cuerpo. Se originó en China hace miles de años y ha sido una práctica regular en Oriente. Sin embargo, en los Estados Unidos sólo hasta esta última década es que se ha puesto de moda.

Esta práctica está basada en la creencia de que el cuerpo contiene una energía vital llamada qi que recorre el cuerpo a través de ciertos caminos. Se cree que el desequilibrio en el flujo del qi, es la causa de las enfermedades. Las agujas que se insertan en el cuerpo, tienen la misión de buscar un balance de nuevo y permitir que la capacidad natural de curación que tiene el cuerpo, se active.

Mi amiga atribuye su anhelado embarazo a los efectos de la acupuntura. Yo sin embargo, creo que se debe también a que ella dejó de estresarse sobre el tema. Es cierto que los médicos aún no tenemos una clara explicación de cómo funciona la acupuntura, pero yo estoy consciente de que puede proporcionar varios beneficios. Entre ellos, sin duda, que ayuda a reducir el estrés de la fase de “tratar de quedar embarazada”, lo cual tiene una efecto positivo a la hora de concebir.  Los que la practican incluso dicen que la acupuntura ayuda a incrementar la circulación en los ovarios y el útero, lo que podría ayudar a la reproducción.

Sin embargo, y a pesar de que es una práctica reconocida y con muchos adeptos, incluso quienes creen en ella ciegamente reconocen que aún faltan estudios que demuestren que la acupuntura por si sola es el mejor remedio para la infertilidad. Otros piensan que la medicina occidental nunca lo entenderá.

Yo pienso que todavía hay mucho por investigar, pero que mientras tanto, la acupunctura en manos experimentadas, puede ser una buena terapia complementaria para ciertos padecimientos, incluidos los problemas de fertilidad si el estrés juega un papel importante y la acupunctura ayuda a reducir el estrés . Mi amiga está convencida de sus poderes, y yo, creo que fue más su estado psicológico el que la ayudó a que por fin me diera la noticia de su embarazo. Creo que su perro también le redujo el estrés.

Este artículo de la Dra. Aliza fue publicado originalmente en People en Español.

Copyright © Time Inc., 2009.  Todos los derechos reservados.

Comentarios