Comparte este artículo:

A diferencia de un seguro de automóvil, tu seguro de salud no se debe usar únicamente cuando algo anda mal. Es una herramienta para la prevención de las enfermedades.

Tener un seguro de salud sin duda alguna te ayuda en caso de un accidente o de una enfermedad y te da tranquilidad. Pero… ¿Sabes cómo usarlo? ¿Estás obteniendo los beneficios que deberías? ¿Estás aprovechando los servicios preventivos que te da? De acuerdo a un estudio, sólo el 10% de las personas con Medicaid lo hacen. Sigue leyendo para que estés mejor informado.

Quizá hayas escuchado el dicho “año nuevo, vida nueva”. Quizá no necesites una vida nueva, pero si estés considerando hábitos más saludables ahora que se inicia un nuevo año. Y es posible que te encuentres entre las personas que tengan seguro médico por primera vez o que ya lo hayas tenido previamente pero no lo hayas utilizado o no sepas cómo usarlo o qué ventajas te puede proporcionar.

Obviamente no todos los seguros médicos son iguales y, dependiendo del plan que tengas habrá algunas variaciones en cuanto a tus beneficios y los médicos y los hospitales a los que puedes ir para tu cuidado de salud. Pero hay ciertas cosas que todos los seguros comparten como que si tienes una emergencia médica (como un dolor de pecho y sospechas que podría ser un ataque al corazón), puedes ir o te pueden llevar al hospital más cercano. Independientemente del seguro que tengas.

Por otro lado, desde la reforma de salud (Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio o ACA) en Estados Unidos, hay ciertos beneficios básicos que los seguros de salud cubren en este país (esto puede variar en otros países). Estos son:

  1. El tratamiento de emergencia
  2. El tratamiento durante la hospitalización
  3. El tratamiento de los cuidados prenatales e inmediatamente después del nacimiento del bebé
  4. Las visitas al médico que no requieren hospitalización
  5. Las medicinas rectadas
  6. El tratamiento de enfermedades mentales (incluyendo psicoterapia)
  7. El tratamiento de problemas crónico incluyendo a las personas discapacitadas y para ayudar a la rehabilitación de las personas que se lastiman (incluye terapia física, de rehabilitación, terapia ocupacional, etc.)
  8. Los exámenes de laboratorio
  9. Los exámenes de prevención (como las vacunas) y de detección (que varían de acuerdo a la edad y al sexo: como exámenes del azúcar y el colesterol en la sangre; mamografías, colonoscopías, etc.)
  10. Los exámenes dentales y de la vista en los niños.

Los co-pagos y los deducibles pueden variar. Algunos seguros de salud pueden no tener co-pagos y/o deducibles. Por eso es importante que conozcas tu seguro médico en particular.

El seguro de salud, a diferencia de un seguro de auto, no se debe usar únicamente cuando algo anda mal. Generalmente tendemos a llevar el auto al taller cuando algo se descompone. Cuando se trata de la salud, es importante pensar en exámenes preventivos y para detectar los problemas antes de que aparezcan.

Por ejemplo, Heidi Allen del Center for Outcomes Research and Education, Providence Health System en Portland, Oregon, analizó a 120 personas inscritas en Medicaid y encontró que el 40% de las personas que se habían registrado recientemente, no obtenían cuidados porque no sabían cómo funcionaba el sistema. El resto de las personas (el 60% restante) usaban su seguro con más frecuencia, pero no lo utilizaban plenamente. Aproximadamente sólo el 10% aprovechaba los servicios preventivos. Desde luego, el pequeño grupo que sabía como utilizar su seguro, estaba más satisfecho con él.

Además, las personas pensaban que, si usaban el seguro para cosas pequeñas, otras gentes que quizá necesitaran servicios médicos, no los recibirían y que como se utilizaban los impuestos para esto, no querían desperdiciar el dinero. La falta de información hacía que muchas personas con Medicaid usaran las salas de emergencia para problemas para los cuales podían haber ido al consultorio del doctor; que no supieran que su seguro les cubría un examen médico anual y exámenes preventivos de detección que podrían ahorrar dinero a largo plazo. Y mucha gente con Medicaid tenía miedo que les cobraran por las visitas (aunque en realidad, están incluidas como parte de su seguro).

En el caso de los beneficios dentales, hay algunos lugares, por ejemplo, en California, en donde existe Denti-Cal y podrías tener cobertura para exámenes dentales, radiografías, limpiezas, tratamientos con flúor, tratamiento de caries, coronas, dentaduras postizas y algunos otros tratamientos dentales. Y en cuanto a la vista, nuevamente en algunos lugares, Medicaid podría cubrir exámenes rutinarios de la vista; lentes y marcos para los lentes o lentes de contacto para los que no pueden usar anteojos debido a una condición de salud.

Siempre es importante que revises el tipo de cobertura o seguro de salud que tienes y que revises que el proveedor de salud y/o el hospital al que vas toma tu seguro de salud. Lo mismo sucede con la farmacia a la que vas a surtir tus medicinas. Tu tarjeta tiene unas fechas que indican de cuando a cuando es vigente esa cobertura. Es importante que te asegures de renovarla antes de que expire.

Es muy importante que te informes qué te cubre tu seguro para que lo aproveches. No te sugiero abuses de los beneficios que te ofrece, pero sí que los aproveches para mantener tu salud y la salud de tu familia.

Si vives en Estados Unidos, quizá podrías calificar con las opciones de cobertura médica para personas de bajos ingresos para Medi-Cal o Medicaid. Obtén información en una agencia de departamentos humanos de tu localidad. Si vives en California puedes obtener información en www.CoveredCalifornia.com/es, en el resto del país visita https://www.cuidadodesalud.gov/es/.

También puedes visitar el intercambio de seguros médicos de tu estado. En California puedes ir a www.CoveredCA.com/es o llamar al 1-800-300-0213. Los centros comunitarios de salud en tu comunidad podrían ayudarte a tener acceso a servicios médicos si no calificas para un programa de cobertura de salud, en California podrías encontrar un centro de salud enwww.californiahealthplus.com.

 

Imagen © iStock / AIMSTOCK

Comentarios