Comparte este artículo:

Las personas que tienen diabetes pueden sufrir episodios repentinos de hipoglucemia nocturna, o sea, disminución del azúcar en la sangre durante la noche. La hipoglucemia puede ser peligrosa si el paciente no se da cuenta, ya que puede ocasionar convulsiones e incluso la muerte. Pero gracias a la ciencia, un dispositivo nuevo pronto podría predecir estas reducciones repentinas y evitar complicaciones.

Idealmente cuando se tiene diabetes se recomienda que los niveles de la glucosa en la sangre estén controlados para que no suban ni bajen demasiado, no sólo para evitar complicaciones, sino porque cuando bajan demasiado puede ser muy peligroso.

Si bien el control de la glucosa se hace, dependiendo de si tienes diabetes tipo 1 o diabetes tipo 2, mediante el ajuste de la dieta y el ejercicio, además de medicamentos y/o la aplicación de insulina, existen ocasiones en las que podrías no estar consciente de un peligroso descenso en los niveles del azúcar en tu sangre mientras duermes.  Precisamente durante la noche te podría suceder que no pudieras identificar los síntomas relacionados con una reducción en los niveles de azúcar en tu sangre o hipoglucemia, como sudoración, hambre, cansancio, irritabilidad y mareo. De hecho, incluso, en ocasiones durante el día, el 20% de las personas con diabetes tipo 1 tampoco se dan cuenta de que están teniendo un episodio de hipoglucemia.

Para evitar que estés en riesgo de tener hipoglicemia nocturna mientras duermes, un grupo de investigadores de la Universidad de Standford, en Estados Unidos han creado un dispositivo que permite calcular con media hora de anticipación una reducción en los niveles de la glucosa y de esta forma poder enviar una señal para suspender el bombeo de insulina hasta que el nivel del azúcar se estabilice. Obviamente, este dispositivo es para las personas que usan una bomba de insulina.

Concretamente, estos investigadores unieron a la bomba de insulina un sensor de glucosa que se ubica bajo la piel y los dos dispositivos se conectan a una computadora mediante una conexión inalámbrica (wifi). Luego, mediante un algoritmo se calcula con 30 minutos de anticipación si hay una reducción en los niveles de la glucosa en la sangre (de 80 mg por decilitro). Si se detecta, entonces el dispositivo da una orden de suspender el funcionamiento de la bomba de insulina hasta que se estabilice el azúcar en la sangre.

Este novedoso aparato fue probado en 45 pacientes con diabetes tipo 1, de entre 15 y 45 años de edad que padecían de diabetes por lo menos por 15 años. Participaron durante 42 noches en el estudio, durmiendo en sus casas y sin saber si el sistema estaba activado o no, ya que cada noche se designó su funcionamiento de manera aleatoria.

Los resultados de las pruebas demostraron que el suministro de insulina se suspendió por lo menos una vez, en el 76 por ciento de las noches que duró el estudio, durante un promedio de 71 minutos.  Así, dicen los especialistas, la posibilidad de sufrir de hipoglucemia se redujo más del triple.

El dispositivo que aún está en fase de prueba y no se ha comercializado, parece ser muy prometedor. Por el otro lado, tiene ciertas limitaciones relacionadas con su precio y accesibilidad. Sin embargo, los investigadores dicen que esos temas se resolverán y que lo importante es que un dispositivo como este reduciría considerablemente la posibilidad de sufrir convulsiones nocturnas a causa de la hipoglucemia.

Imagen © Thinkstock / Mark Hatfield

Comentarios