Las escuelas brindan el ambiente enriquecedor que los niños necesitan para aprender, jugar y crear un futuro brillante. Sin embargo, los microbios pueden causar enfermedades que se propagan rápidamente en el salón de clases, llegan al hogar y mantienen enfermos a los niños en casa o distraídos en la escuela. Esto puede afectar la salud y el bienestar del entorno escolar y hogareño de tus hijos.

Además, los recortes presupuestarios y la reducción de personal en la escuela implican que muchas veces deban ser los maestros quienes tengan que usar sus propios recursos para comprar suministros, que incluyen material de aprendizaje y productos de limpieza para el salón de clases.

Hay muchas maneras de asociarte con tus hijos y sus maestros para colaborar en la prevención de la propagación de bacterias en el salón de clases y en tu hogar, es decir, reducir la propagación de gérmenes que pueden causar enfermedades.

De hecho, según un estudio sobre las escuelas del Hospital de Niños de Boston, tomar medidas preventivas, como usar gel desinfectante para manos y desinfectar las superficies del salón de clases puede reducir el ausentismo de los estudiantes debido a enfermedades comunes.

Los tres principales consejos que empiezan en casa para mantener saludable el salón de clases son:

  • Cantar y restregarse (lavarse): Lavarse las manos con agua tibia y jabón puede ser divertido si cantan dos veces Cumpleaños feliz o una vez la canción del ABC. La idea es que se restrieguen las manos durante, por lo menos, veinte segundos.
  • Toser en el interior del codo: Enséñale a tus hijos a toser y estornudar en la parte interna del codo (en vez de usar las manos) para prevenir la propagación de los microbios por medio del tacto.
  • Desinfectar áreas donde se acumulan muchos gérmenes: Limpia las áreas que se tocan seguido, como los escritorios y los interruptores de la luz, porque incluso si el salón de clases o el hogar están limpios, los microbios se reproducen durante todo el día. En un estudio del Dr. Charles Gerba de la Universidad de Arizona, se encontró evidencia de influenza A en el 13.6 % de las superficies analizadas por la mañana y en el 50 % por la tarde.

Hay muchas medidas que puedes tomar para ayudar a los maestros a mantener limpios los salones de clase, que incluyen:

  • Llevar a la escuela paños desinfectantes para ayudar a los maestros a limpiar más fácilmente. Muchos maestros deben comprar ellos mismos los productos de limpieza.
  • Donar blanqueador para ayudar con la limpieza, especialmente para los maestros de arte y educación física. Recuerda consultar con la escuela antes de hacer tu donación.

 

Imagen © Pixabay.com / marimari1101 

 

Comentarios