iStock_000023675824Illustra_palau83

Quienes padecen del corazón por lo general toman varios medicamentos a la vez. ¿No resultaría mejor simplificar el proceso, unificando todas las píldoras en una “polipastilla”? Un equipo de investigadores se tomó la pregunta en serio. Entérate de los pro y de los contra de esta alternativa comparada con la terapia actual.

Los medicamentos son esenciales para reducir el riesgo de los problemas cardíacos. Y para tomarlos correctamente, debes seguir al pie de la letra las instrucciones del médico. Según las estadísticas de la Asociación Americana del Corazón (American Heart Association), dos terceras partes de los pacientes con problemas cardíacos no toman los medicamentos de la forma adecuada, y como resultado experimentan problemas y efectos secundarios que van desde leves hasta muy serios.

Lo que sucede es que si padeces de una afección cardíaca, probablemente tengas que tomar varios medicamentos diariamente para mantenerla bajo control. Pero a veces confundes los medicamentos o se te olvida tomar alguno, o simplemente te aburres y dejas de tomarlos… y esto puede tener consecuencias graves para tu salud.

Los pacientes cardíacos podrían reducir a la mitad sus riesgos de ataque al corazón o de accidentes cerebrovasculares si tomaran de una vez una combinación de antihipertensivos, estatinas para reducir el colesterol y aspirina para disolver los coágulos de sangre. Sin embargo, en los países del primer mundo sólo alrededor de la mitad de los pacientes toma estos medicamentos todos los días; en los países en desarrollo es todavía peor: sólo entre el 5 y el 20% los toman de la forma indicada.

La buena noticia, es que es posible que la solución del problema esté en el resultado de un nuevo estudio internacional: una “polipastilla”, que combina varios de esos medicamentos. El estudio halló que a los pacientes cardíacos les es más fácil tomar aspirina y medicamentos para el colesterol y para la presión arterial regularmente si todos están juntos en una sola pastilla.

En el estudio, publicado en la edición del 4 de septiembre de la revista Journal of the American Medical Association, participaron 2,004 personas del Reino Unido, Irlanda, los Países Bajo y la India. Todas padecían de enfermedades cardíacas, y la mayoría había sufrido un ataque al corazón o un accidente cerebrovascular. Las demás se consideraban de alto riesgo, en base a factores como la hipertensión, el colesterol alto y el tabaquismo.

Los médicos que realizaron el estudio les administraron al azar la polipastilla a algunos participantes, y a otros la combinación habitual de medicamentos separados. La polipastilla contenía un antiplaquetario para prevenir la formación de coágulos, una estatina (para reducir el colesterol) y un antihipertensivo (para controlar la tensión arterial).

A los 15 meses, más del 86% de los pacientes que usaron la polipastilla la tomaron con la regularidad indicada, comparado con poco menos del 65% de los que tomaron las medicinas individuales. La mejoría fue más notable entre los pacientes menos propensos a mantenerse al día con sus medicamentos. La tasa de cumplimiento aumentó del 23 al 77%.

Según el Dr. David May, presidente de la junta de gobernadores del Colegio Americano de Cardiología (American College of Cardiology), la mejoría es enorme. Desde hace algún tiempo se ha estado considerando la idea de una polipastilla preventiva, agrega el Dr. May, pero es el primer estudio en el que se compara la polipastilla con los tratamientos existentes

El Dr. Gerald Fletcher (vocero de la Asociación Americana del Corazón o American Heart Association), que no tomó parte en el estudio, señaló que la ventaja es que todo está en una sola pastilla, ya que si los pacientes tienen que tomar una docena de píldoras (pastillas) al día suelen tener dificultades para acordarse de tomarlas todas.

Pero la polipastilla tiene algunos inconvenientes. Por ejemplo:

•  Si te sale una erupción en la piel, o sufres de algún tipo de reacción, los médicos tienen más dificultad para averiguar cuál de los componentes de la polipastilla te la ha causado.

• Es más difícil modificar la cantidad de uno de los medicamentos. Por ejemplo, si uno de los medicamentos incluido en la polipastilla es para la hipertensión, y es necesario alterar sólo la dosis de esa medicina para controlarla.

• Puede haber problemas con los horarios. Las estatinas y los antihipertensivos suelen tomarse de noche, mientras que los antiplaquetarios suelen tomarse por la mañana.

Aun así, la polipastilla tiene una gran ventaja sobre los medicamentos que se toman por separado, porque simplifica la manera de tomarlos. Eso sin contar con que probablemente se reduciría el costo de los medicamentos si todos pueden combinarse en una pastilla en lugar de comprarlos por separado. Lo mejor, sin embargo, es la constancia. Si no tomas tus medicamentos (ya sea por separado o en forma de una polipastilla) de la manera y con la frecuencia indicada por el médico, no habrá mejoría en tu salud y no se prevendrán complicaciones que pueden ser graves. Y eso, después de todo, es lo más importante.

Imagen © iStockphoto.com / palau83

Comentarios