Comparte este artículo:

Me da mucho gusto unirme como vocero a “Vacune a sus Hijos Adolescentes”, una nueva iniciativa de inmunización para los adolescentes latinos, para hacer frente a las bajas tasas de vacunación contra la Tos Ferina y la Meningitis y para informar a los padres residentes en Estados Unidos que pueden obtener vacunas gratis o a bajo costo para sus hijos elegibles.

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), solamente alrededor de la mitad de los preadolescentes y adolescentes latinos reciben la vacunación contra la tos ferina y la meningitis meningocócica – infecciones potencialmente mortales – lo que hace que ellos y su comunidad corran un mayor riesgo. Este nuevo programa informará a los padres que la vacunación es más importante que nunca dada la actual epidemia de tos ferina que se ha desatado en todo el estado de California.

A través de una coalición de entidades asociadas, entre ellas organizaciones de salud pública, centros médicos, empresas, escuelas, iglesias y grupos cívicos, Vacune a sus Hijos Adolescentes alienta a los padres a ponerse en contacto con su proveedor de atención médica o departamento de salud pública local para averiguar si sus hijos son elegibles para el programa Vacunas para los Niños (Vaccines for Children, VFC). De acuerdo con este programa, los niños elegibles pueden recibir vacunas gratis o a bajo costo que pueden ayudar a protegerlos contra la tos ferina, la meningitis y otras infecciones prevenibles con vacunas.

Los preadolescentes y adolescentes corren mayor riesgo

Los adolescentes son más propensos a contraer ciertas enfermedades potencialmente mortales, como la meningitis y la tos ferina. La vacunación es una manera segura y eficaz de ayudar a proteger a los adolescentes contra estas graves enfermedades y puede contribuir a prevenir el contagio. Sin embargo, sólo alrededor de la mitad de los adolescentes latinos de 13 a 17 años de edad en estados Unidos han sido inmunizados contra la meningitis y la tos ferina. En otros países, la tasa de vacunación es aún menor.

La tos ferina (en inglés: “pertussis”) es una de las enfermedades respiratorias más comunes entre los adolescentes y adultos. La tos ferina puede causar una tos muy intensa durante semanas o incluso meses. Entre el 50 y el 80 por ciento de los niños no vacunados que tienen un compañero de escuela con tos ferina contraerá la enfermedad, y el 90 por ciento de los niños no vacunados que viven con alguien que tiene tos ferina contraerá la enfermedad.

La meningitis, si bien es poco frecuente, es una infección grave que puede causar la muerte entre 24 y 48 horas después de la aparición de los primeros síntomas. La meningitis es una enfermedad sumamente contagiosa que se puede prevenir mediante la inmunización.  Además, de los que sobreviven, 1 de cada 5 queda con discapacidades permanentes que incluyen amputaciones de brazos o piernas, daño cerebral y sordera. Esta infección puede contagiarse de una persona a otra durante actividades cotidianas comunes, como estar en contacto cercano y compartir vasos.

Las autoridades de salud pública recomiendan que los preadolescentes y adolescentes reciban una vacuna antimeningocócica y una vacuna de refuerzo contra el tétanos, la difteria y la tos ferina (llamada “Tdap”, por las iniciales en inglés de “tetanus, diphtheria, and acellular pertussis”).

Vacunas gratis o a bajo costo

En los EE.UU., las tasas de inmunización de todos los adolescentes son mucho menores que lo que recomiendan las autoridades de salud pública. A fin de ayudar a las familias que de otro modo quizás no podrían vacunar a sus hijos por no poder pagarlo, el programa Vacunas para niños proporciona vacunas gratis o a bajo costo para los menores de hasta 18 años de edad. Los menores que reúnen los requisitos para recibir Medicaid, los que carecen de seguro médico y quienes tienen seguro médico privado que no incluye vacunas pueden ser elegibles para el programa VFC.  No importa su estado migratorio.

Recomiendo a los padres que se pongan en contacto con su proveedor de atención médica o departamento de salud pública local para averiguar si sus hijos son elegibles para el programa de vacunación VFC.

El hecho de que sólo la mitad de nuestros adolescentes son vacunados contra enfermedades infecciosas es alarmante. Dado que los jóvenes de 18 años de edad y menores pueden ser elegibles para recibir estas vacunas gratuitamente o a bajo costo, los padres no deben esperar para hacer vacunar a sus hijos.  Por favor no esperes.

Comentarios