Comparte este artículo:

Las arritmias cardiacas son trastornos en el ritmo del corazón. Cuando el corazón se acelera se llama taquicardia (más de 100 pulsaciones por minuto) y cuando baja su velocidad, se llama bradicardia (menos de 60 latidos por minuto). En general las arritmias cardiacas son inofensivas y la mayoría de la gente las puede experimentar ocasionalmente. Sin embargo, en algunas ocasiones las arritmias pueden causar molestias y hasta síntomas graves. Por eso es importante consultar con tu médico pues las arritmias se pueden controlar o eliminar totalmente con tratamiento o con cambios en el estilo de vida.

El fumar, el uso de drogas ilegales y el alcohol, el tener diabetes y presión alta, el abusar de los suplementos de dieta o de hierbas (aunque sean “naturales”), el estrés y algunos medicamentos, entre otros, pueden ser los causantes de las arritmias.

Algunos síntomas de las arritmias son:

  • Latidos fuertes o sensación de que el corazón se sacude
  • Latidos rápidos
  • Latidos lentos
  • Dolor en el pecho
  • Falta de aire
  • Mareo
  • Desmayos

Es importante que ante estos síntomas consultes con tu médico urgentemente, pues puede tratarse de una arritmia ocasional o de algo más grave como la fibrilación ventricular, un tipo de arritmia que es mortal.

 

Imagen © iStock / PeterHermesFurian

Comentarios