Comparte este artículo:

Comienza a brillar la luz al final del túnel. Buscando una mejor manera de identificar el inicio del Alzheimer, la forma más común de la demencia que afecta a millones de personas en todo el mundo, los investigadores han encontrado un marcador de cambios en el cerebro que se manifiestan de cinco a diez años antes del inicio de la enfermedad, haciendo posible el retrasar y hasta detener su desarrollo. Es un paso de avance hacia la mejoría de millones de pacientes, sus familiares y la comunidad en general.

Según datos proporcionados por la Asociación del Alzheimer, esta condición, que se caracteriza por la pérdida progresiva e irrecuperable de la memoria y otras habilidades intelectuales, representa de un 60 a 80% de todos los casos de demencia. En la actualidad, en los Estados Unidos solamente, lo padecen unos 5.4 millones de personas. A nivel mundial el número de personas afectadas por la enfermedad de Alzheimer es de 18 millones de personas. Y se estima que para el año 2025 esta cifra se duplicará, o sea que 34 millones de personas sufrirán esta condición. Imagínate la magnitud del impacto del Alzheimer: millones de pacientes y millones de familiares afectados.

Con este nuevo paso en la detección temprana del Alzheimer, habrá millones de personas que tendrán que estar eternamente agradecidas a los estudios realizados por el equipo dirigido por el doctor Peder Buchhave, de la Universidad de Lund y la Universidad de Skane, en Suecia.  Según la investigación, un descenso en los niveles de componentes específicos del líquido cefalorraquídeo (LCR) en el cerebro y en la médula espinal en pacientes que ya ha sido diagnosticados con deterioro cognitivo leve, es una señal de Alzheimer que podría detectarse años antes de que se desarrollen los síntomas con los que se asocia comúnmente.

Se trata de un avance considerable, ya que servirá de impulso al uso de terapias para modificar la enfermedad, diseñadas para que funcionen mejor si se aplican cuando el paciente aún está en las primeras etapas del Alzheimer.  Los marcadores en el líquido cefalorraquídeo (LCR) permitirían:

  • Identificar a individuos de alto riesgo de desarrollar Alzheimer en el futuro, al menos de 5 a 10 años antes de que se declare la demencia
  • Diagnosticar la enfermedad de manera más temprana y precisa
  • Estimular la creación de terapias que puedan aplicarse antes de que la degeneración de las neuronas cerebrales se generalice y se declare la demencia

El estudio europeo hace eco a una investigación similar realizada en Estados Unidos, ya reportada por unos investigadores de los Institutos Nacionales de Salud en el 2010.  Todas las investigaciones apuntan a intentar detectar el Alzheimer lo antes posible. Como la mayoría de los fármacos (medicamentos) desarrollados para la enfermedad funcionan en etapas tempranas o antes de que se presenten los síntomas, es vital identificar a los individuos con un alto riesgo de desarrollar la demencia para obtener el mejor resultado con el tratamiento.

¿Sabías que la comunidad latina es especialmente susceptible al Alzheimer? Esto se debe a que la obesidad, la hipertensión, el colesterol alto y la diabetes tipo 2, de alta incidencia en nuestra población, también pueden ser factores de riesgo para el Alzheimer y otros tipos de demencia.  Por esa razón, es muy importante estar al tanto de las señales que comienzan a indicar que algo no anda bien con uno de nuestros seres queridos.

Te recuerdo las señales de aviso del Alzheimer:

  1. Cambios en la memoria que afectan la vida diaria.
  2. A la persona se le dificulta planificar sus actividades o resolver problemas.
  3. Dificultad para realizar las tareas habituales (en el hogar o el centro de trabajo).
  4. Desorientación en relación al tiempo y al lugar.
  5. Dificultad para entender imágenes visuales y cómo los objetos se relacionan unos con otros.
  6. Problemas con el lenguaje, ya sea hablado o escrito.
  7. Pérdida de objetos por no colocarlos en su sitio. Incapacidad para recordar lo que ha hecho anteriormente.
  8. Se va perdiendo la capacidad de tomar decisiones.
  9. Aislamiento, falta de participación e interés en eventos sociales.
  10. Cambios en la personalidad y en el estado de ánimo.

Si detectas alguno de estos síntomas, es el momento de buscar ayuda médica cuanto antes. Como ves, en cuanto al Alzheimer, la detección temprana es clave. Por suerte, los investigadores no descansan en ese empeño y poco a poco van avanzando en la lucha contra esta terrible enfermedad, trayendo algo tan importante como la esperanza para que el futuro sea mejor.

Imágen © iStockphoto.com / P Wei

Comentarios