Comparte este artículo:

Uno pensaría que ya lo ha visto todo en cuanto al culto a la belleza. Sin embargo, no deja de sorprenderme que esté de moda la cirugía de los pies — no para arreglar algún problema de funcionamiento o dolor, sino para que se vean más bellos o incluso para que se adapten a ciertos diseños de zapatos. Pero más allá de las tendencias, en ocasiones, frívolas, los especialistas aconsejan que no te operes los pies sólo para tenerlos más lindos. Aquí te cuento más acerca de la cirugía plástica de los pies.

Operarse la nariz o hacerse la liposucción para lograr una mejor apariencia es algo que ya se ha vuelto casi normal en nuestra sociedad. El culto a la belleza hoy en día se vale de muchos procedimientos cosméticos para mejorar ciertos defectos que las personas perciben como tales y que les afectan su autoestima. Yo no juzgo a quienes se quieren hacer un arreglo aquí o allá, y cada quien es libre de hacerlo siempre y cuando lo hagan en manos de un médico especialista certificado y analizando los riesgos y los beneficios.

Pero más allá de la cirugía plástica que arregla la nariz, elimina la papada, aumenta o disminuye la talla del busto, o quita la grasa del abdomen, hay una que está de moda y que no se recomienda porque tiene más riesgos que beneficios. Se trata de la cirugía estética para los pies. Esta incluye hacerles liposucción, acortarse los dedos o incluso eliminar uno para que quepan mejor en cierta marca de zapatos: Christian Louboutin. A esto se le llama “Loub jobs” en inglés, que significa que es una cirugía específicamente para poder llevar estos zapatos sin dolor.

Existen otros procedimientos para eliminar los hongos de los pies y los vellos en los dedos de manera permanente. Lo que llama la atención en general de la tendencia a querer operarse los pies, es que se hace basado en los zapatos de moda.

Un capricho de esta naturaleza puede acarrear graves consecuencias para la salud. La Sociedad Estadounidense de Ortopedia, Pie y Tobillo está en contra de la cirugía estética de cualquier tipo en los pies. De acuerdo a los especialistas, pueden ocurrir complicaciones que van desde daño permanente en los nervios, hemorragia, infecciones, cicatrices y dolor crónico al caminar.

Por supuesto, hay cirugías que son por razones médicas y a ésas no las ponemos en tela de juicio. Siempre que sean para mejorar alguna condición grave o incómoda, y recomendada por un especialista, la cirugía para corregir problemas de salud es bienvenida.

Es cierto que debemos cuidar a nuestros pies porque son el sostén del cuerpo. Está bien mimarlos, hidratarlos y mantenerlos limpios. Pero incluso, el famoso pedicure, puede traer consecuencias para la salud: hongos en las uñas y pies. Es muy importante que la higiene del lugar donde te haces las uñas, sea de primera.

Recuerda que muchas veces la “belleza” no va de la mano con la salud. ¡Deja a tus pies ser felices como son y olvídate de modificarlos sólo por estar a la moda!

Imágen © iStockphoto.com / BEZERGHEANU Mircea

 

Comentarios