Comparte este artículo:

Varios estudios médicos han comprobado que las personas en relación de pareja son más saludables que las personas solteras.

En el caso de una separación o un divorcio la salud se deteriora, aumentando el riesgo de padecer diabetes, cáncer y enfermedades del corazón. En gran parte esto se debe a un incremento del estrés, que nos afecta tanto física como mentalmente.

Pero esto no significa que debes quedarte casado(a) a toda costa, pues los matrimonios con problemas también tienen consecuencias para la salud – especialmente pare el sistema inmunológico. También hay riesgo de hipertensión, depresión y enfermedades del corazón

Si estás pasando por una separación o un divorcio, o si tu matrimonio tiene problemas, busca apoyo profesional y social para lidiar con el estrés y proteger tu salud.  Es importante que duermas lo suficiente, que comas saludablemente y que hagas ejercicio. Así sanaras a tu mente y a tu cuerpo.

 

Imagen © iStock / Vasja Koman

Comentarios