Comparte este artículo:

Thinkstock_147281632_Jose Alberto Sandoval G.

Por años, el tratamiento con testosterona o terapia de testosterona se ha recomendado a los hombres que quieren mejorar su libido y recuperar un poco de energía. Sin embargo, y aunque ha probado tener buenos resultados, un estudio nuevo sugiere que hay que tener precaución al respecto, ya que indica que esta terapia hormonal podría aumentar el riesgo de sufrir un ataque cardíaco. Incluso, las autoridades de salud en Estados Unidos están evaluando qué tan segura es esta terapia. Entérate en este artículo.

Si eres hombre y estás pasando por lo que se conoce como la crisis de los 40 o “la crisis de la mediana edad”, es decir, estás rondando o ya pasaste los 40, quizás el tratamiento con testosterona o la terapia de testosterona es algo que te interesa o por lo menos, es un tema del que has oído hablar.

Esta terapia hormonal es un tratamiento al que acuden los hombres cuando sus niveles de la hormona masculina por excelencia empiezan a disminuir. El paso de los años hace que la producción de esta hormona, que se origina en los testículos, empiece a bajar. Como resultado, los hombres pueden experimentar algunos síntomas que incluyen:

  • Disminución de la masa muscular y ósea
  • Aumento en la grasa corporal
  • Disminución de la función sexual
  • Cambios en su estado de ánimo y depresión
  • Pérdida de memoria

Con ganas de sentirse más jóvenes, muchos hombres recurren al tratamiento con testosterona o a la terapia de testosterona que por lo general se receta en gel, en forma de un parche o a través de una inyección. Sin embargo, y a pesar de que algunos hombres reportan sentirse más jóvenes luego de someterse a ella, esta terapia está en tela de juicio debido a que un nuevo estudio reporta que existe la posibilidad de que tenga efectos negativos en el corazón de los hombre menores de 65 años.

Estudios anteriores habían reportado riesgos para los hombres mayores de 65, pero esta es la primera vez que una investigación cuestiona la seguridad de esta terapia para los más jóvenes. La investigación realizada por un equipo de especialistas del Instituto Nacional de Cáncer de Estados Unidos y la Universidad de California, Los Ángeles, evaluó los antecedentes médicos de cerca de 56,000 hombres que estaban bajo tratamiento con testosterona, 48,000 de los cuales eran menores de 65 años.

Se observó que luego de 90 días de haber iniciado la terapia con testosterona, tanto en los hombres menores de 65 con antecedentes de problemas cardíacos, como en los mayores de 65 años sin antecedentes de enfermedades del corazón, el riesgo de un ataque cardíaco fue el doble.

Los autores del estudio advierten que si bien no se observó un incremento del riesgo en los hombres menores de 65 años sin antecedentes de enfermedades cardíacas, no se puede determinar que la terapia de testosterona es completamente segura para los hombres más jóvenes que están sanos.

Aunque se encontró una asociación entre el tratamiento con testosterona y el incremento en el riesgo de sufrir un ataque cardíaco, es necesario hacer más estudios para establecer si existe una relación causa –efecto.

Debido a estos resultados, la Administración Federal de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA por sus siglas en inglés), decidió recientemente investigar de cerca la seguridad de esta terapia hormonal. En concreto, esta agencia reguladora está estudiando el riesgo de desarrollar una apoplejía (accidente cerebrovascular), un infarto (ataque al corazón) y de muerte en los hombres que estén tomando productos con testosterona aprobados por dicha agencia.

Por eso, habrá que esperar la última palabra acerca de los riesgos cardiovasculares del tratamiento con testosterona. Si estás interesado la terapia de testosterona, debes consultar con tu médico e informarte acerca de sus posibles riesgos y beneficios.

Imagen © Thinkstock / Jose Alberto Sandoval G.

Comentarios