Comparte este artículo:

ESTIMADA MAYO CLINIC:

¿Cuál es la conexión entre disfunción eréctil y enfermedad cardíaca?

RESPUESTA del Dr. Stephen Kopecky, Enfermedades Cardiovasculares, Mayo Clinic de Rochester en Minnesota, Estados Unidos:

La disfunción eréctil, que es la dificultad de lograr o mantener la suficiente erección para tener relaciones sexuales, puede deberse a muchas causas; pero, generalmente, se la vincula a enfermedades del corazón.  La conexión entre estos dos trastornos se origina en el flujo sanguíneo, o la falta del mismo.

En esta conexión, se destaca una afección conocida como ateroesclerosis, que a veces también se llama endurecimiento de las arterias.  Las placas de colesterol se acumulan dentro de las arterias, ocasionando su estrechamiento, endurecimiento y taponamiento, cosa que restringe el flujo sanguíneo.  El taponamiento de las arterias puede derivar tanto en disfunción eréctil como en enfermedad cardíaca.  Debido a que la presencia de arterias taponadas en una zona del cuerpo indica que probablemente también existen en otras partes, la disfunción eréctil de un hombre puede ser señal de que corre más riesgo de sufrir una enfermedad cardíaca, y viceversa.

Los factores de riesgo para la disfunción eréctil y la enfermedad cardíaca son básicamente iguales. Los principales factores que aumentan el riesgo de ambos trastornos son el tener niveles altos de colesterol, hipertensión, no hacer ejercicio, la gordura, la obesidad, el fumar, el padecer diabetes y la edad de la persona.

Según los hombres avanzan en edad, también es mayor el riesgo de sufrir enfermedad cardíaca o disfunción eréctil.  La enfermedad cardíaca y la disfunción eréctil son poco comunes entre los hombres de 40 a 50 años.  Las investigaciones han demostrado que el riesgo de presentar enfermedad cardíaca en un hombre que atraviesa por la década de los 40 años y no tiene disfunción eréctil es muy bajo.  En ese caso, la posibilidad de que un hombre presente estrechamiento de las arterias coronarias es menos de uno por ciento.  En cambio, cuando un hombre de 40 a 50 años sufre de disfunción eréctil, su riesgo de presentar enfermedad cardíaca es casi 50 veces mayor de lo normal.  En tales circunstancias, la disfunción eréctil indica la posibilidad de una enfermedad cardíaca incipiente.

Todo hombre que padezca de disfunción eréctil, sobre todo durante las décadas de los 40 y 50 años, debe acudir al médico.  A fin de evaluar el riesgo con precisión, el médico necesitará revisar el historial médico, hacer un examen físico y, en muchos casos, realizar estudios que puedan determinar si las arterias que van al corazón han empezado a estrecharse.

Una vez que un hombre entiende su riesgo, debe hablar con el médico respecto a cómo disminuirlo.  Eso podría incluir el implementar cambios en el estilo de vida, como perder peso o dejar de fumar, además de tomar medicamentos útiles, como los que disminuyen el colesterol o la presión sanguínea alta.

Al modificar los factores de riesgo, un hombre puede disminuir drásticamente el riesgo de presentar enfermedades cardíacas y, quizás, ayudar a mejorar la disfunción eréctil.  La obesidad, por ejemplo, es un factor de riesgo tanto para disfunción eréctil como para enfermedad cardíaca y se ha demostrado que perder peso ayuda a reducir los síntomas de disfunción eréctil.  En la mayoría de hombres, el riesgo de sufrir un ataque cardíaco disminuye significativamente pocos años después de realizar cambios que reducen el riesgo.  A pesar de que no se ha investigado tanto sobre la disfunción eréctil, los primeros estudios parecen indicar que lo dicho es igualmente válido para ese trastorno.  Al modificar los factores de riesgo para enfermedad cardíaca, por ejemplo, haciendo ejercicio regularmente, alimentándose sano, controlando eficazmente la diabetes y dejando de fumar, se disminuye bastante el riesgo de presentar disfunción eréctil.

Otra razón por la que los hombres deben acudir al médico cuando presentan disfunción eréctil, sin importar su edad, es que la afección podría ser la primera señal importante de taponamiento arterial.  Debido a que las arterias que proveen sangre al pene son más pequeñas que las que suministran sangre al corazón, los síntomas de la ateroesclerosis podrían primero mostrarse como disfunción eréctil y los estudios han demostrado que ésta precede a la aparición de síntomas de enfermedad cardíaca entre tres y cinco años.

Si usted padece de disfunción eréctil, no espere hasta que aparezcan otros síntomas.  Acuda al médico y consulte si la afección puede ser el primer indicativo de una enfermedad del corazón.  De serlo, posiblemente podrá recibir tratamiento antes de que los problemas cardíacos se vuelvan graves y, si padece una enfermedad cardíaca, recibir el tratamiento correcto podría ayudarle con la disfunción eréctil.

Para más información de la Mayo Clinic haz clic en el logotipo:

Copyright © 2011 por Mayo Clinic.  Todos los derechos reservados.

Imagen © iStock / Juanmonino

 

 

Comentarios