La Agencia de Alimentos y Medicamentos (FDA) informó el día de hoy que las cajetilla de cigarrillos pasarán por la transformación más dramática en 25 años en Estados Unidos a partir de Octubre de 2012 con el objeto de disminuir el número de fumadores y de desanimar a los jóvenes que aún no empiezan. Tendrán etiquetas con imágenes impactantes. A continuación encontrarás los detalles acerca de las nuevas regulaciones de la FDA para las etiquetas en las cajetillas de cigarros…

De todas las drogas legales, el tabaco probablemente es el que más se consume en todo el mundo. No es nuevo, en el pasado se masticaba o se fumaba en pipa, pero se empezó a producir de forma masiva y a fumar en forma de cigarrillos en el siglo XIX. La Organización Mundial de la Salud calcula que en el siglo XXI 1,000 millones de personas podrían morir debido a la adicción al tabaco, y que para el año 2025 podrían haber 1,600 millones de fumadores en todo el mundo.

De acuerdo a los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades, sólo en Estados Unidos, el 21% de los adultos y el 20% de los estudiantes en las escuelas secundarias fuman. Y, aunque la gente sabe que el cigarrillo se asocia con el cáncer del pulmón (entre otros cánceres) y con las enfermedades cardiovasculares, no saben que uno de cada dos fumadores se muere de una de las enfermedades relacionadas con fumar.

Hasta ahora, mientras  más de 40 países tenían imágenes impactantes acerca de los efectos de fumar en sus etiquetas, los Estados Unidos sólo tenía unas líneas que hablaban de los posibles daños del cigarrillos en la salud. El día de hoy, Margaret Hamburg, representando a la Agencia de Alimentos y Medicamentos (FDA por sus siglas en inglés) informó que a partir del 22 de octubre del 2012, van a requerir que todos los fabricantes de cigarrillos pongan una de nueve imágenes que ellos diseñaron en la etiqueta de cada cajetilla de cigarrillos. Lo que desea la FDA es que disminuya el número de fumadores y que los jóvenes que no han empezado a fumar, no empiecen.

Las imágenes deberán cubrir la mitad del frente y la mitad de la parte posterior de la cajetilla. Entre las impactantes imágenes están la de un hombre muerto con suturas (puntos) en su pecho y un letrero que dice “Fumar puede matarle”; o la de una boca enferma que dice “Los cigarrillos causan cáncer”, o “ el de una persona con una mascarilla de oxígeno que dice “Los cigarrillos causan derrames cerebrales y enfermedades cardíacas” o el del cuello de un hombre con un agujero en la tráquea por donde sale humo que dice “Los cigarrillos son adictivos”. Cada etiqueta tiene un teléfono que es el 1-800-QUIT-NOW. Ese teléfono en Estados Unidos es un teléfono nacional gratuito que le permite a la gente llamar para conseguir asesoría para dejar de fumar.

El director del FDA espera que este proyecto ayude a que 200,000 fumadores dejen de fumar sólo durante el primer año, lo que ayudaría no sólo a estas personas sino a sus familias a no sufrir las terribles consecuencias del tabaquismo. Esto reduciría 443,000 muertes asociadas al uso del tabaco al año. Este es un problema de salud pública importante y este programa es un buen paso para ayudar a las personas que necesitan ayuda.

Comentarios