Muchas sociedades consideran que tener el cabello gris representa sabiduría, experiencia y madurez. En otros países, las asociaciones son negativas, por ejemplo, sólo lo vinculan con el envejecimiento. Aquí aprenderás a qué se debe el encanecimiento del cabello, cuánto tiempo vive un cabello y mucho más. Te invito a que sigas leyendo.

Generalmente pensamos en el cabello como algo relacionado a la belleza, pero también tiene una función: Ayuda a mantener la temperatura del cuerpo. Es cierto que, a medida que envejecemos, tiende a cambiar de color. Esto se debe a que los folículos, que son las estructuras en la piel de donde crece el pelo y que producen la melanina, disminuyen su producción de este pigmento que le da el color al cabello. Esto generalmente empieza a suceder alrededor de la década de los 30.

El cabello del cuerpo y de la cara también encanece (o sea, se vuelve gris o blanco) pero, habitualmente esto sucede posteriormente. Además, el grosor del cabello puede cambiar (se adelgaza). Típicamente un cabello vive entre 2 y 7 años. Es entonces que ese cabello se cae y es remplazado por uno nuevo. Con la edad, el cabello puede volverse menos denso y, especialmente si hay predisposición genética, se puede desarrollar algún tipo de calvicie.

Volviendo al encanecimiento o cambio del color del cabello a gris o blanco, se han identificado varios factores que pueden influenciar y/o acelerar que esto suceda, entre ellos están el fumar, el tipo de dieta, el estrés y la genética. Y, aunque es algo bastante individual, los blancos tienden a notar canas a una edad más temprana comparada con los negros y los asiáticos, de acuerdo con un estudio realizado en 2006.

Por ejemplo, en cuanto al estrés, todos estamos familiarizados con fotografías de los presidentes antes y después de su presidencia, mostrando un aumento en el número de canas (aún en presidentes relativamente jóvenes, como el presidente Obama). Se le conoce como el Síndrome de María Antonieta, por la reina francesa del siglo 18 cuyo cabello supuestamente se volvió blanco la noche que se le condenó a la guillotina durante la Revolución Francesa. Ella tenía sólo 38 años.

Algunos estudios han asociado el encanecimiento prematuro como un predictor independiente de enfermedad cardiovascular temprana, pero no siempre es el caso, ya que hay personas que encanecen prematuramente por predisposición genética y no necesariamente tienen problemas cardiovasculares.

La deficiencia de algunos nutrientes en la dieta también se ha asociado con el encanecimiento prematuro. Un reporte de los Institutos Nacionales de la Salud (NIH, por sus siglas en inglés) encontró que la deficiencia de ferritina, calcio y vitamina D3 lo puede causar, mientras que otro estudio en Biological Trace Element Research describió que la deficiencia de cobre, zinc y hierro podían contribuir. Finalmente, un reporte de Harvard sugiere que el encanecimiento en algunas personas podría ser un aviso de la deficiencia de vitamina B12.

Existen algunas enfermedades que se asocian con encanecimiento, especialmente si este sucede prematuramente. Estas son:

  • Vitiligo. En esta condición, los melanocitos (las células que producen melanina que se encuentran en los folículos de donde sale el cabello) se pierden o se destruyen. Posiblemente se debe a que el sistema imnunitario o de defensa falla y ataca al cuero cabelludo.
  • Neurofibromatosis o enfermedad de Von Reclinhausen. Este es un grupo de enfermedades hereditarias que causan tumores que crecen en los nervios (incluyendo en el cerebro y la médula espinal) y que pueden afectar a la piel y causar deformidad de los huesos.
  • Esclerosis Tuberosa. Esta es una enfermedad hereditaria rara que causa tumores benignos en varios órganos (incluyendo el cerebro, el corazón, los riñones, los ojos, los pulmones y la piel). Se puede asociar con retrasos en el desarrollo y con discapacidad intelectual, entre otros trastornos.

Existen estudios que están evaluando si el encanecimiento podría correlacionarse con la longevidad, ya que en muchas personas el encanecimiento es la respuesta al estrés crónico o a una enfermedad seria. Por ejemplo, un estudio realizado en 2018 en ratones encontró una conexión entre un factor de transcripción (una proteína involucrada en la expresión de un gen) que es importante en el manejo de la producción del pigmento y la respuesta inmune innata (de nacimiento), que sugiere lo anterior. También vieron esta relación entre los genes involucrados en el color del cabello y los que desencadenan la respuesta inmunitaria a una infección viral, nuevamente sugiriendo que esta interacción podría aumentar la oportunidad de desarrollar cabello canoso o gris. O sea, normalmente el sistema inmunitario protege al cuerpo de las infecciones pero, para las células madres de los melanocitos (las que producen el pigmento de la melanina), la respuesta inmunitaria exagerada es mala para la salud, y causa su pérdida y, en consecuencia, el encanecimiento.

El estrés estimula los mismos nervios que desencadenan la respuesta de “lucha o escape” que tiene el cuerpo – por ejemplo, cuando está frente a una situación de peligro. Esta respuesta es algo bueno si estamos frente a un peligro, como un oso, porque el cuerpo reacciona rápidamente produciendo norepinefrina, acelerando los latidos del corazón, y aumentando la circulación de la sangre a los músculos para que actuemos rápidamente sin pensar. Pero demasiada norepinefrina debido al estrés eventualmente causa el agotamiento de las células madre de los melanocitos y con ello, el encanecimiento del cabello.

También se ha encontrado que la hormona adrenocorticotrópica o ACTH, que es una hormona relacionada con el estrés, puede contribuir al encanecimiento del cabello ya que su aumento durante los periodos de estrés hace que las células madres de los melanocitos migren fuera de los folículos pilosos antes de que produzcan melanina. Estos estudios se han realizado en ratones y es necesario replicarlos en humanos. Sin embargo, nos permiten entender un poco más acerca de la coloración y el encanecimiento del cabello, su efecto en la salud y, con más investigación aprenderemos si podemos hacer algo que lo prevenga o lo haga reversible.

Como la melanina protege al cabello de los radicales libres de los rayos ultravioleta, y como tanto el cabello gris como el blanco carecen de melanina, es mucho más susceptible al daño por estos rayos. Por eso, como la piel, se recomienda que lo protejas del sol con un champú o un atomizador que contenga un protector solar contra los rayos ultravioleta y/o que uses sombrero si vas a estar a la intemperie. Desde luego que puedes usar productos para colorear el cabello del color que desees. Pero, si decides que permanezca gris o blanco, recuerda que es el encanecimiento es una parte normal de la vida, que la genética juega un papel muy importante y que puede ser bello. Y, finalmente lo que importa es ¡cómo has vivido tu vida! 

Copyright © 2021 Vida y Salud Media Group. Todos los Derechos Reservados.
Imagen: ©Shutterstock / insta_photos

Comentarios