Comparte este artículo:

Una de las preocupaciones más grandes de cualquier inmigrante que llega a los Estados Unidos, es entender cómo funciona el seguro de salud. El tener acceso a cuidados médicos calificados cuando sean necesarios debe ser una prioridad. Sin embargo, el sistema de salud de este país puede ser diferente al de muchos países de América Latina y en ocasiones es confuso. 

El seguro de salud o seguro médico te ayuda a cubrir los costos médicos que puedan surgir como consecuencia de alguna enfermedad o algún accidente. Por lo general, en los Estados Unidos hay algunos seguros que proporciona el gobierno como Medicare y Medicaid que cubren a algunas personas y los que no están cubiertos, compran sus seguros de salud a empresas privadas pagando cierta cantidad mensual o anualmente para estar protegidos. Nadie sabe cuándo se va a enfermar, pero el tener cobertura médica, independientemente de tú edad, te da la tranquilidad de que si algo te sucede a ti o a un miembro de tu familia, el seguro te ayudará con los costos.

La mayoría de las personas menores de 65 años reciben seguro médico o seguro de salud a través de su trabajo (o el trabajo de su esposo o esposa), el cual paga la mayor parte de los costos médicos (aunque a veces, la persona tiene que pagar una parte de la cuota mensual o co-pagos durante las visitas). Las personas mayores de 65 reciben atención médica, por lo general, a través de Medicare, el programa de cobertura médica del gobierno federal. Algunas de las personas de bajos recursos económicos reciben un seguro de salud de parte de Medicaid, otro programa federal y estatal que cubre a más de 38 millones de personas que por sus bajos ingresos no pueden pagar un seguro médico privado.

También hay programas como SCHIP cuyas iniciales significan State Children’s Health Insurance Program, o sea el Programa Estatal de Seguro Para los Niños, que cubre a los niños cuyas familias han sido residentes legales un mínimo de cinco años o, son ciudadanos, y ganan hasta el 200% del nivel federal de pobreza — que equivale a aproximadamente $40,000 dólares para una familia de cuatro.

Sin embargo, en los Estados Unidos, todavía hay más de 40 millones de personas que no tienen cobertura médica y que está aumentando debido a la situación económica y el desempleo. Los hispanos aportamos un gran porcentaje a esta cifra. Según el Consejo Nacional de la Raza, uno de cada tres hispanos (33%) no tienen seguro de salud. La mayoría de los casos se deben a que estas personas trabajan en pequeños negocios que no ofrecen cobertura médica a sus empleados, o que en las empresas que sí ofrecen seguros médicos no hay puestos para los hispano parlantes; pero en gran medida, también se debe a que no están legalmente en este país, y por lo tanto, están fuera del “sistema”.

Si todavía no tienes seguro médico quizá puedas conseguirlo a través de uno de los programas que mencionamos anteriormente, o inscribiéndote en los mercados de salud. Los centros comunitarios de salud son un recurso importante en donde te pueden ayudar a inscribirte y/o a tener acceso a servicios médicos si no calificas para programas de cobertura de salud. En algunos estados como en California encuentras estos sitios en línea con la herramienta “Buscador de centros de salud” ya sea en www.californiahealthplus.com o en www.CoveredCalifornia.com/es. En California, también puedes llamar al 1-800-300-0213.

Recuerda que la cobertura médica no sólo podría estar a tu alcance, en Estados Unidos para la mayoría de las personas a partir del 2014 es obligatoria, si no la tienes podrías tener que pagar una multa, y aunque no estás solo hay ciertos periodos para la inscripción en el mercado de salud. Las inscripciones para Medi-Cal y Medicaid (si calificas) están abiertas todo el año. Más no esperes. Busca ayuda hoy mismo. Aunque la inscripción oficialmente se terminó, podrías conseguir una extensión para el 2015. Para más información en California visita www.CoveredCalifornia.com/es, en el resto del país visita https://www.cuidadodesalud.gov/es/.

Esperemos que el gobierno mejore las políticas migratorias, que seguramente tendrán un impacto directo en el acceso a los cuidados médicos para todos los hispanos. Todos  los seres humanos deberían tener derecho a cuidados de salud y a la educación. ¡La salud debe ser una prioridad!

 

Imagen © iStock / kmlmtz66

Comentarios