Prevenir y manejar el estrés crónico puede ayudarte a reducir el riesgo de tener problemas de salud serios como una enfermedad cardiaca, asma y otros trastornos del sistema de defensas. He aquí algunas ideas para reducir el estrés en tu vida cotidiana:

  • Planea tu día con anticipación y aprende a decir que no. Así evitas comprometerte con tantas actividades que después no puedas cumplir con todas.
  • Decide qué cosas tienes que hacer primero y cuáles puedes aplazar.
  • Toma tiempo para relajarte y hacer actividades que disfrutes.
  • Realiza más actividad física y come alimentos saludables.
  • Habla de tus emociones con tu familia y amigos.
  • Prueba algunas técnicas de relajación, como yoga, meditación o técnicas de respiración.

Y en todo momento, trata de darles a las cosas el valor que en verdad tienen, sin preocuparte por cuestiones menores o que no puedes controlar, como el clima o un embotellamiento en el tráfico. Si te sientes muy preocupado(a) o ansioso(a) al punto de que interfiere con tu trabajo o tu vida familiar, busca ayuda profesional calificada. Es importante que cuides la salud de tu mente para evitar repercusiones negativas en la salud de tu cuerpo.

 
Copyright © 2020 Vida y Salud Media Group. Todos los Derechos Reservados.
Imagen: ©Shutterstock / Dean Drobot

Comentarios