Comparte este artículo:

Desde que se descubrió el VIH/SIDA, la comunidad científica no deja de investigar para encontrar una cura y prevenir la transmisión de esta enfermedad. Recientemente, se descubrió que seguir la terapia antirretroviral (ART) puede evitar el contagio de VIH entre parejas y de madres a hijos.

El denominado VIH (Virus de Inmunodeficiencia Humana) es una enfermedad viral que no tiene cura. Sin embargo, actualmente existen diferentes tratamientos que permiten mantener una buena calidad de vida en quienes la padecen. Son muchos los pacientes que pueden demostrar esto. Santiago es uno de ellos: cuando se enteró que era VIH positivo se deprimió muchísimo, “era el fin del mundo, pensaba que me iba a morir en un mes”, recuerda entre sonriente y melancólico, porque eso fue hace más de 20 años y hoy se lo ve saludable y enérgico, siempre fue muy activo y la enfermedad no le impidió seguir con sus múltiples proyectos.

A simple vista, hoy nadie nota que Santiago es VIH positivo, a menos que en confidencia él mismo cuente su experiencia, sus temores y las veces que fue modificando su tratamiento. Esto último fue importante para su salud, y ahora descubrimientos nuevos encontraron drogas y métodos que también pueden ayudarlo a evitar el contagio entre sus parejas y de madres a hijos.Por ejemplo, un estudio desarrollado por investigadores de África y los Estados Unidos, publicado por la revista Lancet, detectó que los pacientes con VIH que siguieron una terapia antirretroviral (ART) eran mucho menos propensos a infectar a sus parejas.

La terapia ART consiste en tomar una combinación de fármacos que reduce la cantidad del virus de VIH en la sangre de la persona infectada y aumenta las defensas del organismo (el número de células CD4) a los seis meses de iniciar la terapia. Específicamente, el tomar la combinación de medicamentos redujo la probabilidad de transmisión del VIH en un 92% de los casos.

Si bien este tipo de tratamiento para el VIH existe desde 1996 y cambió la forma de tratar a los pacientes con VIH, permitiéndoles prolongar y mejorar su calidad de vida, aún no se conocía hasta qué punto la terapia ART disminuía el riesgo de la transmisión.  

<!–nextpage–>

 

Ahora, este descubrimiento corrobora y refuerza la importancia de recibir y realizar un tratamiento adecuado, una vez que eres diagnosticada/o con el VIH. De esa manera, no sólo puedes disminuir la presencia del virus en tu sangre sino también la posibilidad de contagiar a tu pareja o, si estás embarazada, a tu bebé.

En todo el mundo se hacen esfuerzos para la prevención y el tratamiento del VIH. Es el caso de la UNICEF (el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia), que recientemente ha generado un nuevo método para distribuir los medicamentos a 30,000 mujeres embarazadas de distintos países de África, con esto esperan reducir las cifras de contagio. En este caso no se trata de un gran descubrimiento científico sino de un paquete codificado por colores que contiene fármacos contra el VIH.

Los especialistas se basan en la idea de que en muchos casos la prevención y el tratamiento del VIH/SIDA depende de cuestiones sociales más que médicas. La difusión correcta de la información y el brindar el acceso a las medicinas necesarias puede ayudar a prevenir y a tratar la enfermedad, así como a darles todas las herramientas posibles a los pacientes para que cada uno pueda seguir correctamente un tratamiento de acuerdo a su padecimiento.

Si padeces de VIH, no dudes en acudir a un centro de salud especializado. Infórmate sobre los distintos tratamientos que puedes seguir para mantener una buena calidad de vida, protégete y protege a los demás. Del mismo modo, si crees que puedes estar infectado, anímate a hacerte los estudios para tener conciencia de tu propio cuerpo y de tu salud y para poder tomar las medidas necesarias, ya sea para combatir el VIH o para prevenirlo.

Como en el caso de Santiago, el seguir la terapia antirretroviral puede hacer que los niveles del virus en tu sangre sean tan bajos que casi no se detecten. ¿No es maravilloso? De esa manera estarás cuidando tu salud y la de aquellas personas que quieres como la de tu pareja o la de tu bebé.

Imágen © iStockphoto.com / Franc Podgoršek

Comentarios