Comparte este artículo:

Hoy se anunció la muerte de Hugo Chávez, Presidente de Venezuela, por complicaciones cardiacas y pulmonares ocasionadas por el cáncer. El siguiente artículo fue publicado en Vida y Salud el 1 de febrero del 2012. Vuelve a ser relevante el día de hoy:

El cáncer, ya se sabe, no respeta ni sexo, ni edad ni condición social. Por último, hasta ya ha llegado a perderles respeto a los jefes de estado. La larga lista de presidentes latinoamericanos afectados por el cáncer trae al primer plano el impacto de esa terrible enfermedad en nuestro continente. ¿Será casualidad o consecuencia de un oficio de enorme estrés y desgaste físico y mental? O, ¿más bien se trata de un reflejo proporcional de una realidad médica y social de los países de América Latina? Cualquiera que sea la respuesta, puedes combatir este flagelo a nivel personal e individual. Tenlo siempre presente.

Desde el sur del Río Bravo a la Patagonia, los países de América Latina comparten cultura, costumbres y tradiciones. Juntos en lo bueno y en lo malo, comparten además un terrible azote: una incidencia de cáncer cada vez mayor que se ha hecho patente en varios de sus líderes.

Primero supimos del diagnóstico de Dilma Rousseff, presidenta de Brasil, con cáncer linfático (2009).  Le siguió el presidente paraguayo Fernando Lugo, a quien se le diagnosticó un linfoma en agosto de 2010.  A continuación, el estado de salud del presidente venezolano Hugo Chávez, acaparó los titulares al recibir tratamiento de quimioterapia el año pasado en Cuba para un cáncer del que no se han dado oficialmente muchos detalles. El ex presidente de Brasil, Luiz Ignacio Lula da Silva se sometió en agosto de 2011 a sesiones de quimioterapia para combatir un cáncer en la garganta.  Y para cuando se confirmó que el cáncer de tiroides de la presidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner se trataba solamente de una falsa alarma (por suerte la cirugía a principios de enero reveló que se trataban de nódulos benignos en la tiroides), ya se habían disparado todo tipo de especulaciones, incluyendo teorías conspiratorias.

¿Esta serie de cinco casos es simplemente casualidad, resultado de un misterioso complot político –que no faltaron acusaciones de este tipo-  o consecuencia de estados de salud de personas sometidas a un alto nivel de estrés? Hay teorías para todos los gustos.  

Pero, dejemos las especulaciones a un lado. Si es coincidencia o no, lo cierto es que la batalla personal de nuestros presidentes con el cáncer simboliza la angustiosa lucha del continente en general con esa enfermedad. Una enfermedad muy real cuyos números van en aumento en todo el mundo. La América Latina y el Caribe tienen estadísticas muy serias en relación con el cáncer que debes conocer:

  • El cáncer es la segunda causa de muerte en toda la región (la primera es la enfermedad cardíaca).
  • Según informes de la Pan American Health Organization (Organización Panamericana de la Salud, PAHO, por sus siglas en inglés), se reportaron 2.5 millones de casos nuevos de cáncer (en el 2008).
  • En ese mismo año, el número de muertes por cáncer ascendió a 1.2 millones. Lo triste es que la tendencia va en aumento. La PAHO estima que para el 2030 este número aumente a 1.6 millones.
  • Los cánceres más comunes entre los hombres incluyen el del estómago, de la próstata, del pulmón y el colorrectal.
  • Entre las mujeres, los más frecuentes son el cervical, el del seno, del estómago y el colorrectal.

Estas cifras no surgen por casualidad, en un vacío. A ellas contribuyen un número de factores de riesgo:

  • Fumar: las tasas más altas de consumo de cigarrillos las tiene el Cono Sur y las más bajas América Central, pero su uso es generalizado en todo el continente en personas de ambos sexos, lo que afecta no sólo la incidencia de cáncer sino el de las enfermedades cardíacas y cardiovasculares. Si el consumo de cigarrillos no disminuye, se estima que el cáncer del pulmón se convierta en un futuro cercano en la principal causa de muerte en la región.
  • Sobrepeso y obesidad: desafortunadamente van en aumento. Veamos algunas cifras al respecto: en México se estima que el 68 % de la población tiene exceso de peso, con tasas de obesidad de 24% para los hombres y 34% para las mujeres. En los países de América del Sur, el porcentaje de sobrepeso oscila entre un 41% y un 73% , mientras que en  América Central y el Caribe la tasa es de un 65% de sobrepeso y de 31% de obesidad.
  • Exposición a carcinógenos en el centro de trabajo (particularmente relacionado con la minería y la agricultura), como el asbesto, la  bencina, el sílice cristalino, pesticidas, el humo y el sol.

Si a estos factores de riesgo se suman la escasez de campañas de educación y concientización relacionadas con el cáncer, la falta de acceso rápido y directo a los medios de salud sobre todo en los países más pobres, y cierta mentalidad fatalista en la región que asocia al cáncer como algo inevitable (una especie de “sentencia de muerte”), esas estadísticas tan deprimentes comienzan a tener sentido.  

En www.vidaysalud.com no nos cansamos de enfatizar la importancia de la prevención de las enfermedades y de detectarlas en una etapa temprana para obtener mejores resultados en el tratamiento. En el caso específico del cáncer, existe evidencia científica que corrobora que el 40% de los casos de cáncer puede prevenirse mediante la reducción de los factores de riesgo y tomando medidas preventivas de salud. El 30% de los casos de cáncer puede curarse si se detecta a tiempo. Por eso entristece saber que un 70% de los cánceres en la región se diagnostican cuando la enfermedad ya no se puede curar.

La batalla es cuesta arriba, pero hay que darla. Y hay que comenzar por el área individual. Tu salud y tu vida te corresponden a ti y no puedes sentarte pasivamente a esperar a que las condiciones sociales mejoren o los gobiernos se preocupen o solucionen los problemas de salud por arte de magia.

Pregúntate: ¿Qué puedo hacer en el día de hoy para prevenir el cáncer en mi vida y en la de mi familia?  En www.vidaysalud.com encontrarás información detallada y precisa para detectar y combatir cada tipo de cáncer, pero a continuación te ofrecemos algunas guías generales que servirán como un sano comienzo, apoyadas por la American Cancer Association (Asociación Americana Contra el Cáncer):

  1. Si tienes sobrepeso, proponte un plan razonable y saludable para perderlo. ¿Tienes duda sobre tu peso ideal? Consulta con tu médico, quien también te ayudará a determinar tu índice de masa corporal y a efectuar los cambios necesarios en tu estilo de vida para reducir el sobrepeso.
  2. Mantente físicamente activo/a. Realiza ejercicios mínimo durante unos 30 minutos al día.
  3. Deja de fumar y evita también el humo de segunda mano.
  4. Evita las bebidas azucaradas y limita el consumo de alimentos muy ricos en calorías.
  5. Incorpora a tu dieta una mayor cantidad de frutas, vegetales, granos integrales y legumbres (como los frijoles o arvejas).
  6. Limita el consumo de carnes rojas, y evita las carnes procesadas.
  7. Limita también el consumo de alcohol (un máximo de 2 bebidas alcohólicas al día en el caso de los hombres y 1 para las mujeres).
  8. No te expongas innecesariamente al sol sin protección. Evita en lo posible el contacto con sustancias carcinógenas (que producen cáncer).
  9. Evita el uso de suplementos para evitar el cáncer o los remedios que no estén científicamente probados. Consulta siempre con un profesional y no tomes nada que no te haya recomendado o recetado tu doctor.
  10. Conoce los antecedentes (historia) de cáncer en tu familia inmediata, y hazte las pruebas preventivas recomendadas de acuerdo a tu sexo y a tu edad (como autoexamen del seno, mamografías, colonoscopías, examen de la próstata, y/o Papanicolau).

A partir de este momento, toma conciencia del papel que puedes jugar en tu propia salud, a pesar de las estadísticas a nivel continental que no son ni agradables ni positivas. Pero no te rindas. Es hora de hacer uso de todas nuestras fuerzas y recursos internos para proteger la vida. Infórmate bien y comienza hoy mismo a cuidarte del cáncer: a ti y a tu familia. Si todos ponemos un poquito de empeño, el futuro será mejor.

Foto © iStockphoto.com / NSEA

Hugo Chavez - Presidente de la República Bolivariana de Venezuela - foto © iStockphoto.com / NSEA

Cristina Fernández de Kirchner - Foto Oficial - Presidencia de la Nación Argentina

El cáncer, ya se sabe, no respeta ni sexo, ni edad ni condición social. Por último, hasta ya ha llegado a perderles respeto a los jefes de estado. La larga lista de presidentes latinoamericanos afectados por el cáncer trae al primer plano el impacto de esa terrible enfermedad en nuestro continente. ¿Será casualidad o consecuencia de un oficio de enorme estrés y desgaste físico y mental? O, ¿más bien se trata de un reflejo proporcional de una realidad médica y social de los países de América Latina? Cualquiera que sea la respuesta, puedes combatir este flagelo a nivel personal e individual. Tenlo siempre presente.

Desde el sur del Río Bravo a la Patagonia, los países de América Latina comparten cultura, costumbres y tradiciones. Juntos en lo bueno y en lo malo, comparten además un terrible azote: una incidencia de cáncer cada vez mayor que se ha hecho patente en varios de sus líderes. Primero supimos del diagnóstico de Dilma Rousseff, presidenta de Brasil, con cáncer linfático (2009).  Le siguió el presidente paraguayo Fernando Lugo, a quien se le diagnosticó un linfoma en agosto de 2010.  A continuación, el estado de salud del presidente venezolano Hugo Chávez, acaparó los titulares al recibir tratamiento de quimioterapia el año pasado en Cuba para un cáncer del que no se han dado oficialmente muchos detalles. El ex presidente de Brasil, Luiz Ignacio Lula da Silva se sometió en agosto de 2011 a sesiones de quimioterapia para combatir un cáncer en la garganta.  Y para cuando se confirmó que el cáncer de tiroides de la presidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner se trataba solamente de una falsa alarma (por suerte la cirugía a principios de enero reveló que se trataban de nódulos benignos en la tiroides), ya se habían disparado todo tipo de especulaciones, incluyendo teorías conspiratorias.

¿Esta serie de cinco casos es simplemente casualidad, resultado de un misterioso complot político –que no faltaron acusaciones de este tipo-  o consecuencia de estados de salud de personas sometidas a un alto nivel de estrés? Hay teorías para todos los gustos.

Pero, dejemos las especulaciones a un lado. Si es coincidencia o no, lo cierto es que la batalla personal de nuestros presidentes con el cáncer simboliza la angustiosa lucha del continente en general con esa enfermedad. Una enfermedad muy real cuyos números van en aumento en todo el mundo. La América Latina y el Caribe tienen estadísticas muy serias en relación con el cáncer que debes conocer:

  • El cáncer es la segunda causa de muerte en toda la región (la primera es la enfermedad cardíaca).
  • Según informes de la Pan American Health Organization (Organización Panamericana de la Salud, PAHO, por sus siglas en inglés), se reportaron 2.5 millones de casos nuevos de cáncer (en el 2008).
  • En ese mismo año, el número de muertes por cáncer ascendió a 1.2 millones. Lo triste es que la tendencia va en aumento. La PAHO estima que para el 2030 este número aumente a 1.6 millones.
  • Los cánceres más comunes entre los hombres incluyen el del estómago, de la próstata, del pulmón y el colorrectal.
  • Entre las mujeres, los más frecuentes son el cervical, el del seno, del estómago y el colorrectal.

Estas cifras no surgen por casualidad, en un vacío. A ellas contribuyen un número de factores de riesgo:

  • Fumar: las tasas más altas de consumo de cigarrillos las tiene el Cono Sur y las más bajas América Central, pero su uso es generalizado en todo el continente en personas de ambos sexos, lo que afecta no sólo la incidencia de cáncer sino el de las enfermedades cardíacas y cardiovasculares. Si el consumo de cigarrillos no disminuye, se estima que el cáncer del pulmón se convierta en un futuro cercano en la principal causa de muerte en la región.
  • Sobrepeso y obesidad: desafortunadamente van en aumento. Veamos algunas cifras al respecto: en México se estima que el 68 % de la población tiene exceso de peso, con tasas de obesidad de 24% para los hombres y 34% para las mujeres. En los países de América del Sur, el porcentaje de sobrepeso oscila entre un 41% y un 73% , mientras que en  América Central y el Caribe la tasa es de un 65% de sobrepeso y de 31% de obesidad.
  • Exposición a carcinógenos en el centro de trabajo (particularmente relacionado con la minería y la agricultura), como el asbesto, la  bencina, el sílice cristalino, pesticidas, el humo y el sol.

Si a estos factores de riesgo se suman la escasez de campañas de educación y concientización relacionadas con el cáncer, la falta de acceso rápido y directo a los medios de salud sobre todo en los países más pobres, y cierta mentalidad fatalista en la región que asocia al cáncer como algo inevitable (una especie de “sentencia de muerte”), esas estadísticas tan deprimentes comienzan a tener sentido.

En www.vidaysalud.com no nos cansamos de enfatizar la importancia de la prevención de las enfermedades y de detectarlas en una etapa temprana para obtener mejores resultados en el tratamiento. En el caso específico del cáncer, existe evidencia científica que corrobora que el 40% de los casos de cáncer puede prevenirse mediante la reducción de los factores de riesgo y tomando medidas preventivas de salud. El 30% de los casos de cáncer puede curarse si se detecta a tiempo. Por eso entristece saber que un 70% de los cánceres en la región se diagnostican cuando la enfermedad ya no se puede curar.

La batalla es cuesta arriba, pero hay que darla. Y hay que comenzar por el área individual. Tu salud y tu vida te corresponden a ti y no puedes sentarte pasivamente a esperar a que las condiciones sociales mejoren o los gobiernos se preocupen o solucionen los problemas de salud por arte de magia.

Pregúntate: ¿Qué puedo hacer en el día de hoy para prevenir el cáncer en mi vida y en la de mi familia?  En www.vidaysalud.com encontrarás información detallada y precisa para detectar y combatir cada tipo de cáncer, pero a continuación te ofrecemos algunas guías generales que servirán como un sano comienzo, apoyadas por la American Cancer Association (Asociación Americana Contra el Cáncer):

  1. Si tienes sobrepeso, proponte un plan razonable y saludable para perderlo. ¿Tienes duda sobre tu peso ideal? Consulta con tu médico, quien también te ayudará a determinar tu índice de masa corporal y a efectuar los cambios necesarios en tu estilo de vida para reducir el sobrepeso.
  2. Mantente físicamente activo/a. Realiza ejercicios mínimo durante unos 30 minutos al día.
  3. Deja de fumar y evita también el humo de segunda mano.
  4. Evita las bebidas azucaradas y limita el consumo de alimentos muy ricos en calorías.
  5. Incorpora a tu dieta una mayor cantidad de frutas, vegetales, granos integrales y legumbres (como los frijoles o arvejas).
  6. Limita el consumo de carnes rojas, y evita las carnes procesadas.
  7. Limita también el consumo de alcohol (un máximo de 2 bebidas alcohólicas al día en el caso de los hombres y 1 para las mujeres).
  8. No te expongas innecesariamente al sol sin protección. Evita en lo posible el contacto con sustancias carcinógenas (que producen cáncer).
  9. Evita el uso de suplementos para evitar el cáncer o los remedios que no estén científicamente probados. Consulta siempre con un profesional y no tomes nada que no te haya recomendado o recetado tu doctor.
  10. Conoce los antecedentes (historia) de cáncer en tu familia inmediata, y hazte las pruebas preventivas recomendadas de acuerdo a tu sexo y a tu edad (como autoexamen del seno, mamografías, colonoscopías, examen de la próstata, y/o Papanicolau).

A partir de este momento, toma conciencia del papel que puedes jugar en tu propia salud, a pesar de las estadísticas a nivel continental que no son ni agradables ni positivas. Pero no te rindas. Es hora de hacer uso de todas nuestras fuerzas y recursos internos para proteger la vida. Infórmate bien y comienza hoy mismo a cuidarte del cáncer: a ti y a tu familia. Si todos ponemos un poquito de empeño, el futuro será mejor.

Comentarios