Comparte este artículo:

Si estás embarazada, sigue estas 10 recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud para protegerte a tí misma y a tu futuro bebé del virus del Zika:

  1. No te pongas perfume ya que tiende a atraer a los mosquitos. Opta por productos con aromas que repelan a los mosquitos, como la lavanda, la hierba de limón (el limoncillo), la menta o el clavo.
  2. Asegúrate que no haya agua estancada en macetas, huecos de tierra y cubetas alrededor de tu casa; podrían volverse criaderos de mosquitos.
  3. Coloca incienso, velas aromáticas y aceites esenciales que ahuyenten a los mosquitos en tu hogar.
  4. Usa repelentes para bebés o naturales y aplícalos varias veces al día.
  5. Protege tu cama con un mosquitero y cubre las ventanas y puertas de tu casa con mallas especiales.
  6. Usa ropa de colores claros que cubra la mayor parte posible de tu cuerpo y sea holgada, ya que los mosquitos pueden picarte a través de prendas ajustadas. Los colores oscuros atraen a los mosquitos.
  7. Mantén buenos hábitos de higiene, como lavarte las manos con frecuencia y no compartir cepillos de dientes, utensilios para comer o vasos.
  8. Si usas insecticidas eléctricos o en aerosol, permite que se dispersen por varios minutos antes de entrar a la habitación.
  9. Usa preservativos (condones) para evitar el contagio a través del contacto sexual.
  10. Procura no viajar a zonas de contagio del Zika, sobre todo durante el primer trimestre de tu embarazo.

 

Imagen © iStock / abadonian

Comentarios