Comparte este artículo:

¿Creías que las vacunas eran sólo para los niños? No es así, los adolescentes y los adultos también deben vacunarse.

La mayoría de las vacunas se suministran en la niñez, pero algunas deben darse también en la adolescencia o como adulto. Hay vacunas que necesitan refuerzos, o sea que se tienen que repetir después de cierto número de años, como la vacuna contra el tétano. También depende de dónde hayas crecido, ya que en el país del que provienes podría haber enfermedades que siguen siendo comunes y que en otros países ya no lo son, y viceversa. Por ejemplo, la Hepatitis A es más común en países con condiciones higiénicas distintas a las de los Estados Unidos.

¿Qué son las vacunas?

Las vacunas son sustancias que se usan para prevenir enfermedades como infecciones. Se crean a partir de los microorganismos que las causan (como los virus), pero modificándolos para que no nos causen ningún daño. Podríamos decir que son impostores positivos que los médicos depositan en tu cuerpo. Una vez dentro de tu organismo, el sistema inmunológico se encarga de  aprender a defenderse contra ellos creando anticuerpos para atacarlos y guardan “la receta” para siempre. Entonces, si alguna vez se presentan los verdaderos microorganismos (por ejemplo: el virus del sarampión), el cuerpo ya sabrá como combatirlo para que no te de la enfermedad.

A continuación, encontrarás una lista de vacunas que se recomiendan a partir de los 11 o12 años. Es muy importante recordar que cada vacuna tiene su propio período de  aplicación y determinadas características en cuanto a la frecuencia con la que debe darse. Por ejemplo, algunas se repiten cada año, otras después de un par de meses, unas se dan en una única dosis en la niñez (pero si te la dieron cuando eras pequeño, te la pueden dar como adolescente otra vez). Todo esto depende del historial médico de cada persona, y del tipo de vacuna.

Las principales vacunas recomendadas para los adolescentes:

En ciertos casos, ya sea por la condición particular del adolescente o de alguien que vive en su casa (un abuelito o alguien con una condición médica en articular), se puede recomendar que reciban también:

¿Tienen algún riesgo las vacunas?

Los riesgos de las vacunas son muy pequeños y los beneficios son inmensos. Antes de que contáramos con ellas las personas morían de estas enfermedades. Aún en la actualidad, en los países en donde no se inmunizan a los jóvenes, varios sufren de complicaciones innecesarias y muertes. Si tienes alguna duda, como siempre, lo mejor es que le preguntes a tu médico para que te oriente.

 

Publicación original: 2009

Ultima revisión: 2017

Copyright © 2017 Vida y Salud Media Group. Todos los derechos reservados.

Imagen © Thinkstock / peangdao

Comentarios