Comparte este artículo:

El vino contiene sustancias antioxidantes que podrían  ayudar a prevenir problemas cardíacos y a mejorar la circulación de la sangre. Eso sí, siempre y cuando, tomes con moderación.

Existe una teoría que indica que en los países donde se consumen alimentos con mayor contenido de grasas disminuye la expectativa de vida de sus habitantes y aumentan los problemas relacionados con el corazón. 

Contra esta afirmación, la “paradoja francesa” demuestra que en ese país la incidencia de enfermedades cardiovasculares es mucho menor que en los Estados Unidos, por ejemplo, aunque llevan una dieta más rica en grasas saturadas. 

Esto motivó que se llevaran a cabo varios estudios en busca de una respuesta, y algunos sugieren que el vino podría ser uno de los componentes principales que contrarresta el efecto nocivo de las grasas. 

Eso se debe a que esta milenaria bebida contiene sustancias con capacidad antioxidante, como los polifenoles, que disminuyen el envejecimiento de las arterias. Los polifenoles son materias simples producidas sólo por los vegetales. En la uva se encuentran en la piel, la pulpa y la semilla, y el vino tinto es uno de los productos que contiene el rango más amplio de estos compuestos protectores de la salud. 

Por eso, el vino (preferentemente tinto) puede ser un buen complemento en la dieta, siempre y cuando se consuma con moderación. Lo recomendable es no tomar más de una bebida (alrededor de 4 a 6 onzas) por día en el caso de las mujeres y no más de dos bebidas (8 a 12 onzas) en el caso de los hombres. Esa cantidad es suficiente para que recibas los efectos saludables de esta bebida, que facilita la producción del colesterol bueno, la dilatación de las arterias y la protección de los músculos de tu corazón. 

Si tienes algún problema médico o tomas medicamentos, hierbas o suplementos, pregúntale a tu médico si las puedes mezclar con el alcohol.

Y, si no tomas bebidas alcohólicas, no es necesario que empieces por cuestiones de salud, hay otras formas de mantener a tu corazón y a tu sistema cardiovascular en excelentes condiciones. Evitando el tabaco, comiendo alimentos saludables, manteniendo un peso sano y manteniéndote activo. Cosas que se recomiendan de todas maneras. Y, además puedes obtener antioxidantes de otros alimentos deliciosos.

Comentarios